26 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La diputada María Luis Cordero (IND-RN) protagonizó una nueva polémica por sus dichos durante una sesión de la Comisión de Salud de la Cámara.

En el contexto de la discusión en particular de la ley corta de Isapres, la diputada pidió la palabra previó a la suspensión temporal de la sesión quiso referirse a la la situación de pacientes esquizofrénicos.

Al respecto, dijo: «Decirle a la doctora Daza que yo lo hago clases de psiquiatría. Si alguien que no se suicida son los esquizofrénicos. Los que se suicidan son los papás de los esquizofrénicos que los tienen que aguantar. Perdón, a pesar de que soy psiquiatra».

Pese a que la presidenta de la Comisión, diputada Ana María Gazmuri (AH), agradeció los comentarios de la parlamentaria, el diputado Hernán Palma (IND) no los dejó pasar al tener una hija con esta enfermedad.

En ese sentido, el parlamentario emplazó a la diputada señalando que «tengo una hija esquizofrénica y créame que no tengo ganas de suicidarme, doctora cordero. No lo puedo soportar. No, su ironía no me hace ningún chiste».

«Encuentro que este espacio ha llegado a límites insostenibles», dijo antes de apagar su micrófono y dejar su asiento el diputado.

Ya saliendo de la Sala y entre medio de las explicaciones de la diputada Cordero, el diputado le respondió que «además es una falta de respeto. Tengo una hija esquizofrénica. Se sometió a 33 sesiones de electroterapia. No le voy a aceptar esto.»

Tras el tenso momento y con la suspensión ya acordada, la sesión interrumpió por más 40 minutos su actividad para luego retomar la discusión legislativa en torno a la ley corta de Isapres.