13 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Durante la noche del viernes,  53 personas fueron sorprendidas celebrando un matrimonio civil en la comuna de Las Condes, y otras 79 en una fiesta clandestina en Ñuñoa. En total, Carabineros detuvo a 132 personas por infringir las normas sanitarias.

En el caso de Las Condes, los asistentes estaban en el patio de una residencia, con carpas, mesas, DJ y un animador. Tras ser sorprendidos por un dron, intentaron ocultarse al interior del domicilio hasta que irrumpió el personal policial y municipal.

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, aseguró que «se recibió la denuncia alrededor de las 8 de la noche por ruidos molestos, efectivamente yo llegué primero y constaté que se escuchaba muy fuerte la música».

[irp posts=»11853″ name=»Fiesta en Cachagua: Fiscalía abre investigación para identificar a organizadores y asistentes»]

Mientras que en Ñuñoa, los vecinos llamaron a Carabineros por ruidos molestos. El capitán de la Prefectura Oriente, Álvaro Bravo, constató que «al interior del domicilio existía música a todo volumen y verificando dicha situación observa que se encontraban aproximadamente 70 personas, las cuales mantenían una fiesta clandestina«.

Todos los participantes fueron detenidos: 44 mujeres, 34 hombres y una menor de edad. Todos fueron trasladados a la 33a. Comisaría de Ñuñoa y quedaron a disposición de la fiscalía.