23 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Tras 14 meses preso en el Centro de Detención Preventiva Santiago 1, Mauricio Cheuque fue liberado y absuelto de los cargos en su contra. Detenido por Carabineros durante la revuelta social, el poblador de La Victoria fue acusado de portar una bomba molotov y una piedra, lo que desde un comienzo fue denunciado como un montaje por su familia.

En un fallo unánime, el Sexto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago desestimó las pruebas presentadas por el Ministerio Público. De acuerdo a la versión de Carabineros, los hechos imputados habrían ocurrido la madrugada del 15 de noviembre de 2019.

Sin saber que pasaría más de un año en prisión, Cheuque partió desde su trabajo hacia la casa de sus padres. Eran días tensos en el país. Con el estallido social de octubre en su punto más álgido, las calles de Santiago se podían transformar de un momento a otro en un campo de batalla entre la policía y los manifestantes.

Pero ese 14 de noviembre era especialmente complejo: se conmemoraba un año de la muerte de Camilo Catrillanca, peñi mapuche asesinado por Carabineros en Temucuicui. Pasada la medianoche, mientras recorría su población en medio de ruidos de cacerolas, un furgón policial lo arrolló.

En su declaración para la querella que Defensa Popular presentó en contra de los funcionarios policiales, Cheuque aseguró que »luego del atropello me toman detenido, pegándome combos y patadas, sin explicar el motivo de mi detención en ningún momento».

Ya en la Tenencia La Victoria, sus captores le mostraron la bomba molotov y la piedra que supuestamente portaba, pero que él veía por primera vez. Solo 14 meses después se lograría demostrar su inocencia.

La defensa de Mauricio Cheuque anunció una querella en contra de los carabineros que lo inculparon, insistiendo en que su encarcelamiento se produjo gracias a un montaje policial.