3 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

A través del eslogan ¿Qué tuviste que sacrificar, a qué costo y cuáles fueron las consecuencias?, la agrupación Deuda Educativa lanzó la campaña “mi deuda me cagó la vida”, iniciativa que busca visibilizar a través de distintos testimonios la dura realidad que atraviesan cientos de chilenos endeudados por el Crédito Aval del Estado (CAE).

La iniciativa liderada por Juan Pablo Rojas, busca seguir sumando adherentes a esta causa y realiza la invitación a que a través del correo electrónico contacto@deudaeducativa.cl todo aquel que se encuentre afectado por esta situación comparta su experiencia.

Ante la importancia que resulta que la ciudadanía se una a esta campaña para llegar hasta el Presidente Sebastián Piñera, es que Juan Pablo Rojas, coordinador nacional del movimiento expresó que “hoy día más que nunca es necesario terminar con las deudas de educación, hoy más que nunca es necesario poder ayudar a miles de familias que se encuentran en la ruina con los créditos que ustedes nos prometieron ser beneficios sociales».

Desde la esfera política, uno de los apoyos que ha recibido la agrupación es del diputado Pablo Vidal, quien ingresará un proyecto de ley de condonación al CAE.

“Necesitamos que mucha gente en Chile, que a lo mejor no ha tenido que vivir con esta dificultad, comprenda la gravedad que significa cargar con deudas y créditos realmente usureros en sus intereses que han dañado profundamente la perspectiva de vida de muchas personas que pensaron que pudiendo entrar a una carrera, aunque se tuvieran que endeudar iban a poder vivir mejor y la verdad, es que esto se ha transformado en una carga insoportable para muchas familias”, afirmó el legislador.

Según indicaron desde Deuda Educativa, dentro de los relatos que fueron recibidos en el correo de la agrupación y que solicitaron mantener su anonimato, lo que más llamó atención, «fueron los altos índices de problemas psicológicos que se han desencadenado en muchas personas ante el hecho de estar endeudado con el sistema educativo», más aún en el contexto pandémico donde las familias han debido redoblar esfuerzos para subsistir y salir adelante.

«En este escenario, el Crédito con Aval del Estado es una piedra de tope insalvable para miles de deudores educacionales», expresaron.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA