16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El embajador argentino en Chile, Jorge Marcelo Faurie, protagonizó un polémico y tenso momento con diplomáticos chilenos durante una reunión celebrada hace algunos días en Mendoza, en la que se abordaba la situación de los pasos fronterizos, específicamente el Complejo Internacional Cristo Redentor, conocido popularmente como Paso Los Libertadores.

De acuerdo a lo consignado por El Mostrador, el embajador del presidente Javier Milei trató «irrespetuosamente» a representantes chilenos, de lo que dan cuenta cuatros oficios dirigidos a La Moneda y la Cancillería.

«Mi país (Argentina) ya era potencia agrícola mientras ustedes recién aprendían a comer», habría sido parte de los dichos del embajador que causaron la molestia en la delegación.

Los testimonios afirman que el embajador trasandino además no saludó al delegado presidencial de Los Andes. De hecho, cuando éste se presentó y saludo, el diplomático lo interrumpió cuestionando «el Estado Chileno acostumbra a crear figuras de representación, en especial esta de Delegado, ¿qué es eso, qué es un delegado?, nuestro Gobierno no reconoce tal cargo y no le atribuye ninguna importancia ni validez a la misma».

De acuerdo a los documentos enviados a La Moneda y Cancillería, el delado explicó que su su cargo «representa al Presidente de la República en la Provincia y que su cargo no es antojadizo, sino establecido legalmente».

En el encuentro, los representantes argentinos habrían solicitado el funcionamiento 24/7 del Paso Los Libertadores, frente a lo que la delegación chilena habría explicado las dificultades en logística de controles del SAG, ante lo que el embajador argentino habría alzado la voz expresando que «no le voy a aceptar que diga eso, puesto que mi país ya era potencia agrícola mientras ustedes recién aprendían a comer».

La situación tuvo lugar el pasado 15 de marzo, y tras consulta de El Mostrador, el embajador Faurie aseguró que «no hubo un momento de tensión tan marcado».

Finalmente, reconoció haber dicho que «Argentina era una potencia agrícola», sin embargo afirmó sobre la segunda parte que «no recuerdo haber tenido ninguna expresión así respecto de esto (…), no recuerdo esa parte del diálogo. Creo que fue una reunión positiva».