3 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

En la primera reunión de la llamada Mesa de Violencia Urbana, la Fiscalía de Chile, el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, y las policías, trazaron las estrategias conjuntas para enfrentar hechos delictuales, tales como robos con violencia –portonazos y encerronas-, robos con homicidio, asaltos, y el tráfico de drogas y armas.

Según datos del Ministerio Público, en 2019 en Chile hubo 744 homicidios, sin embargo, en 2020 y la llegada de la pandemia, el número aumentó a 895, es decir un 20% más.

El fiscal regional metropolitano sur, Héctor Barros reconoció que las restricciones asociadas a la situación sanitaria, afectó el «negocio de la droga», aumentando así los conflictos entre narcotraficantes. «Ahora tienen que lucha por territorio y poder con otras bandas. Eso genera la mayor cantidad de homicidios por ajuste cuentas«, explicó.

Por ejemplo, en comunas como El Bosque, los crímenes con armas de fuego asociadas a bandas de narcotraficantes aumentaron en un 200%.

[irp posts=»17826″ name=»Prisión preventiva para líderes de banda acusada de intentar ingresar más 3 toneladas de droga a la RM»]

“La venta y arriendo de armas de fuego, explica en gran medida la violencia creciente en los delitos contra la propiedad y las personas. Además, este mercado es factor clave por el poder de control territorial de grupos dedicados al narcotráfico y en la mayor ostentación de armas de estas bandas”, señaló el fiscal nacional, Jorge Abbott. 

Así, con la instauración de la Mesa de Violencia Urbana se busca abordar la investigación y persecución del fenómeno criminal como un todo, y no como delitos individuales.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA