21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El gobernador regional del Biobío, Rodrigo Díaz, recibió un jarrazo de agua por parte de una mujer que se encontraba en la sede de Gobierno en una reunión cedida por la autoridad para discutir con la población sobre la central hidroeléctrica Rucalhue en Quilaco. 

La agresora formaba parte de quienes están en contra a dicha central. 

«A eso de las 14:00 personal de Carabineros fue alertado por personal de seguridad, específicamente de la PDI, del gobernador regional, ya que una mujer habría cometido el delito de atentado contra la autoridad al arrojarle una botella con agua a la máxima autoridad regional», detalló el capitán Nemesio Godoy de la Primera Comisaría de Concepción. 

Finalmente, la mujer fue detenida y trasladada hasta la Primera Comisaría, desde donde fue liberada por orden del Ministerio público. 

Tras el hecho el Gobierno Regional sacó un comunicado donde condenó lo sucedido y relató que el grupo de manifestantes estaban «acompañados por cuatro consejeros(as) regionales y del diputado Félix González». 

En ese momento el Gobernador estaba atendiendo otros asuntos por lo que «se dispuso a recibirlos la Jefa de División de Planificación, Claudia Toledo, quien no fue bien tratada por los solicitantes. Pese a ello, dado el interés del Gobernador en la materia, se les ofreció recibirlos en dependencias del Gobierno Regional a las 15:00 horas», y fue en esa instancia cuando ocurrió la agresión. 

También se mencionó en el comunicado que se reservarán «el derecho de presentar las acciones legales correspondientes ante los graves hechos acontecidos». 

Consignar que este hecho se suma a otros eventos de este tipo, como el de hace unas semanas, cuando el ahora ex presidente Sebastián Piñera fue víctima del mismo tipo de agresión, o Gabriel Boric, que también tuvo la misma suerte en uno de sus eventos cuando era candidato.