14 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El Presidente de la República encabezó este lunes la ceremonia de conmemoración por los 50 años del golpe de Estado de 1973, a la que asistieron diversas figuras políticas locales e internacionales, además de artistas junto a agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos y víctimas de violaciones a los derechos humanos.

El mandatario desarrolló un discurso de cerca de 45 minutos a las afueras del Palacio de La Moneda, en donde destacó que «no es separable el Golpe de Estado de lo que vino después. Desde el mismo momento del Golpe de Estado se violaron los derechos humanos».

«Hoy también llevamos a nuestros corazones a quienes desde el primer día fueron perseguidos por sus ideas, murieron o fueron hechos desaparecer, conocieron la cárcel, la tortura, la relegación y el exilio. Por eso, es muy importante afirmar con claridad que no es separable el Golpe de Estado de lo que vino después, desde el mismo momento del Golpe de Estado, se violaron los Derechos Humanos de los chilenos y chilenas», agregó.

Además, destacó la firma del documento Por la Democracia, Siempre, que fue firmado por él y los otros cuatros ex mandatarios vivos, y recalcó que «la democracia es el único camino para avanzar hacia una sociedad más justa y humana es por tanto, un fin en sí mismo, no meramente instrumental y la violencia política no cabe dentro de ella».

Asimismo, tuvo palabras para destacar la figura del ex Presidente Salvador Allende, al que calificó como «hombre de impecable trayectoria democrática, intérprete de grandes anhelos de justicia y que empeñó su palabra de que respetaría la Constitución y las leyes, y así lo hizo».

También respondió a las críticas de la oposición tras participar de parte de la marcha a la romería, la que en su trayecto dejó como saldo destrozos en el acceso al Centro Cultural Palacio de La Moneda por parte de algunas personas a rostro cubierto. Al respecto dijo «no me arrepiento un segundo de estar junto con mi gobierno del lado de quienes sufrieron y que la unidad y la reconciliación no se consigue con neutralidad, ni distancia, sino que poniéndose indiscutiblemente del lado de quienes fueron víctimas del horror».

Y agregó que «la reconciliación no pasa por pretender empatar las responsabilidades entre víctimas y victimarios, sino haciendo todo lo que esté a nuestro alcance por encontrar la verdad, la justicia y comprometernos»

El jefe de Estado también hizo referencia al ex Presidente Piñera, su firma en el documento por la Democracia y sus palabras sobre cómplices pasivos de la dictadura, señalando que «vale la pena que en nuestras diferencias seamos capaces de reconocer a quienes pensando distinto han hecho también una contribución».

Finalmente, el mandatario sostuvo que «el día de mañana cuando vivamos otra crisis siempre va a haber otra alternativa que implique más democracia y no menos».