21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El Panel de Expertos del Transporte Público recomendó un alza de $30 en el precio del pasaje la locomoción colectiva. Un hecho que inevitablemente lleva a recordar la frase «No son treintas pesos, son treinta años» que se transformó en uno de los emblemas del estallido social, porque justamente la última vez que se hizo esta sugerencia fue previo a la revuelta.

De aprobarse esta alza, el pasaje pasaría de un precio de 700 pesos hasta los 730 en horario valle y de 800 a 830 en horario punta. Este incremento considera elementos como el valor del dólar y el precio de las bencinas para modificar las tarifas.

Cabe recordar lo que desató el último aumento del precio en el transporte en octubre de 2019 cuando las recomendaciones de levantarse más temprano para acceder a un precio rebajado fueron la chispa de un estallido social.

El ministro de Transporte, Juan Carlos Muñoz, señaló que el gobierno durante esta semana definirá si mantiene el valor o acoge la recomendación del aumento por el mismo monto que hace dos años y medio, previo al Estallido Social

El presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU), Stefan Larenas, declaró para Veritas Capitur, que «Es evidente que una subida de $30 nos recuerda lo que fue la revuelta del 2019. Por tanto, esto debería ser de forma gradual o de lo contrario que el Estado subvenciones por un tiempo».

En tono más reflexivo, señaló que «El Panel de Expertos ha sido cuestionado durante los últimos años, porque no tiene la representación del ciudadano, del pasajero, de organizaciones vecinales que son las que ocupan el transporte público». Por lo tanto, a juicio de Larenas «debiese reformarse para tener otro tipo de participantes que puedan medir con mayor exactitud cuál es el pulso ciudadano».

Finalmente, desde la Corporación Nacional Consumidores Usuarios (CONADECUS) su presidente, Hernán Calderón, criticó la recomendación del Panel de Expertos por considerar que se hace desde una distancia económica-social que no contempla la actual situación inflacionaria que sufre la ciudadanía. «Viven en un mundo de bilz y pap» dijo para Veritas Capitur y ante esta recomendación, la que se puede entender por el aumento de costos, considera que llevar adelante un alza en el precio del transporte resultaría un «golpe mortal» para el bolsillo de los chilenos.