Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

El nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo, rechazó este miércoles vivir en el Palacio de Gobierno de Lima, donde viven los líderes del país desde Francisco Pizarro en 1535, para romper con los vestigios coloniales, en momentos en que el país conmemora el bicentenario de su independencia.

En su primer discurso al país después de tomar el mando en el Congreso, el socialista Castillo dijo que con esto pretende “romper con los símbolos coloniales para acabar con los lazo de dominación que se mantienen en vigor hace tantos años”.

“Vamos a ceder este palacio al nuevo Ministerio de las Culturas para ser usado como un museo que muestre nuestra historia, desde sus orígenes al presente”, dijo Castillo.

El Palacio de Gobierno de Lima, próximo a la Plaza de Armas en el centro de la capital fue la residencia de los virreyes de Perú, bajo el dominio español. Posteriormente cobijó a los libertadores José de San Martín y Simón Bolívar hace 200 años.

Castillo ahora planea donde vivir con su esposa, Lilia Paredes y sus dos hijos menores.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO