28 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

En el contexto del debate a la reforma de pensiones y tras la aprobación del Autopréstamo en la comisión de Trabajo de la Cámara, los diputados Rubén Oyarzo (Partido de la Gente), Karen Medina (PDG), Tomás Lagomarsino (Ind-Radical), Héctor Ulloa (Ind-PPD), Jaime Araya (Ind-PPD), Marta González (Ind-PPD), Joanna Pérez (Democrátas) y Héctor Barría (DC) ingresaron indicaciones para aumentar a 150 Unidades de Fomento (UF) el Autopréstamo y ampliar el plazo de devolución de estos fondos.

El diputado Rubén Oyarzo (PDG), autor de la iniciativa, señaló que “hace un año atrás el ministro Marcel, en la Comisión de Constitución, dijo que no estaba de acuerdo con el autopréstamos y lo llamó ‘autoengaño’. El día de ayer (lunes) en la Comisión de Trabajo se aprobó un autopréstamo en la reforma de pensiones que es de alrededor de 1 millón de pesos y que se tendrá que reponer en cada minuto que la gente que quiera de nuevo sacarlo”.

Sobre la nueva indicación, el parlamentario explicó que “nosotros queremos cambiar ese guarismo porque creemos que $1 millón no es suficiente para la clase media y la clase media emergente. Creemos que las ayudas a las personas tienen que ser suficientes. Es por eso que queremos cambiar el guarismo y vamos a hacer todas las gestiones posibles para aumentar el autopréstamo a $5 millones (150 UF)”.

Asimismo, indicó que “he conversado directamente con la ministra (Jara) y esperamos que el Gobierno, que hoy día ya no lo trata como un autoengaño sino que como un autopréstamo, lo tome porque de verdad la clase media y media emergente necesita ayuda”.

En ese sentido, planteó que el autopréstamo va en la dirección de la gente que “necesita pagar deudas, pagar operaciones, necesita que estos 5 millones de pesos de autopréstamo sean una ayuda porque sabemos que el costo de vida está carísimo, que no han existido bonos y ayudas directas. Y ahora que se aprobó el autopréstamo, pero de $1 millón, nosotros estamos haciendo las gestiones para aumentarlo a $5 millones (150 UF)”.

Por eso dijo esperar que el Gobierno “de verdad se ponga la mano en el corazón porque no es un autoengaño. Es el dinero de la gente, de las personas que han cotizado toda su vida y que lo necesitan para pagar deudas, hospitalizaciones, educacionales. Que sea de libre disposición este autopréstamo”.

Por su parte, el diputado Tomás Lagomarsino (Ind-Radical) detalló que “se ha establecido en el proyecto de ley un periodo de tiempo antes de pensionarse en que no se puede retirar el autopréstamo. En virtud de hacer esta propuesta técnicamente viable, también en la medida en que se aumentan los recursos, también se puede prolongar ese periodo a fin de que haya tiempo suficiente para restituir estos recursos”.

“Eso es relevante producto de que esta no es una idea descabellada, sino que es una idea que estamos planteando con realismo, técnicamente y de forma razonable para que los chilenos y chilenas tengan una alternativa a lo que es hoy el endeudamiento bancario”, agregó.

En tanto, la diputada Marta González (Ind-PPD), sostuvo que “hoy día en este nuevo pacto social por las pensiones, necesitamos efectivamente que se escuche a todos los actores, pero por sobre todo que se escuche a los trabajadores. El tema del autopréstamo lo hemos planteado en múltiples instancias, inclusive con muchos de los parlamentarios que están acá, planteamos el autopréstamo para 10 urgencias. Queremos que los trabajadores puedan usar sus dineros en el momento de la vida cuando más lo necesiten».

Mientras que el diputado Héctor Ulloa (Ind-PPD), señaló que “nosotros estamos por la posición de aumentar ese guarismo, mover esta barrera de lo posible. Existen múltiples necesidades por parte de las familias de Chile, y los chilenos son buenos pagadores, sobre todo tratándose de sus propios recursos. Hay necesidades tales como el pie de una casa, una enfermedad que no sea costeable. En fin, necesidades múltiples que pueden ser satisfechas mediante un autopréstamo de un monto algo superior al que está estableciendo el gobierno hoy día de un millón de pesos”.