24 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Durante esta semana más de 500 obispos y pastores del mundo evangélico dirigieron una carta a la Convención Constitucional, con el fin de manifestar su preocupación ante la inclusión y exclusión de artículos e indicaciones referentes a ciertos temas valóricos y que quedarán expresados en el borrador de la nueva Carta Fundamental.

Desde la Plataforma Evangélica Nacional (PLENA), señalaron que su «decisión para aprobar o rechazar la propuesta de nueva constitución estará íntimamente ligada al respeto por parte de ustedes a la libertad religiosa y su libre ejercicio, la objeción de conciencia en temas donde nuestra forma de ver la vida, la educación y la sexualidad se vean violentadas. Así mismo, el derecho preferente de los padres a decidir cómo y dónde educar a sus propios hijos y la valoración que se dé a la vida del que está por nacer».

«Entendemos que hay grupos sociales que tienen sus propias luchas y las respetamos. No buscamos imponer nuestra cosmovisión, sino, simplemente que no colisionen nuestros derechos de toda la vida, con los nuevos que se puedan consagrar», añade el texto.

En conversación con Veritas Capitur, el convencional Luciano Silva, señaló que «el mundo evangélico ha estado siguiendo de manera expectante el desarrollo del proceso constituyente, sin levantar banderas de apruebo o rechazo por el momento, sino teniendo fe en que el trabajo que se está haciendo quiere incluir a todos los chilenos».

«Sin embargo, desde que se aprobó el aborto sin causales y sin un mandato al legislador, se encendieron las alarmas. Entonces, se desarrolló una carta a través de PLENA, que condicionó su rechazo o apruebo al hecho de que este tema se vuelva a revisar dentro del proceso constituyente», agregó el constituyente y voz de estas organizaciones evangélicas dentro de la Convención.