26 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El diputado Alexis Sepúlveda (Partido Radical) planteó que la creación del Ministerio de Seguridad Pública “no va a mover la aguja en nada” respecto a la situación de delincuencia en el país y apunta a reforzar a policías y al Ministerio Público fundamentando que “seguimos dando respuesta administrativas a un problemas que es profundamente complejo”. Según expuso, “podemos crear cientos de ministerios, esto va a generar una sensación térmica de que estamos haciendo algo, pero esto no va a cambiar en nada la situación de delincuencia que tiene nuestro país”.

Durante la discusión del proyecto que crea el Ministerio de Seguridad Pública en la Comisión de Hacienda, el parlamentario compartió la idea de que “la premura no es la mejor consejera” para referirse a la tramitación.

En primera instancia, planteó “¿qué deben estar pensando la delincuencia sobre lo que nosotros estamos haciendo? Deben estar muy preocupados pensando ‘oye, desde el Congreso y del Gobierno viene un Ministerio de Seguridad Pública y aquí se nos acabó la historia. ¿Cómo nos readecuamos? Es que el delegado, el Seremi… no, imagínate, eso va a ser súper complejo para lo que hacemos’. No sé si me explico. Perdón que lo ironice, pero de verdad esto no va a mover la aguja en nada. Lo quiero decir con toda franqueza, en nada”.

En ese sentido, señaló que “creamos al subsecretario de Seguridad Pública. Ahí está, yo no lo conozco, no sé lo que hace, los datos siguen siendo catastróficos. Y seguimos creando ministerios, seguimos inventando respuestas administrativas a un problema que es mucho más complejo”.

“Aquí no hay ni un delincuente que se esté atemorizando, ni entre en pánico, ni están de terror viendo cómo arrancan de Chile o cómo se van a readecuar a esta nueva realidad que les va a colocar este Ministerio de Seguridad Pública”, recalcó.

Según manifestó “a mí me hubiera gustado estar hablando, por ejemplo, de cómo vamos a tener cárceles de máxima seguridad. Pongámonos rojos de una vez. Las cárceles que tenemos en Chile no inhiben el delito. Por lo demás, lo pasan bastante bien algunos. Se ha encontrado alcohol, coolers con carne, televisores, celulares que tienen todos. La verdad es que no le falta nada y la cárcel no termina siendo el inhibidor del delito, sobre todo de aquellos delitos graves”.

“Creo que eso lo tenemos que abordar de una vez por todas. Que el castigo se asimile a la gravedad del delito de manera potente”, sostuvo el parlamentario.

Asimismo apuntó al control migratorio donde “estamos todavía haciendo y hemos mejorado, pero aún estamos fallando ahí”.

De igual forma, planteó “si muchos de los delitos se cometen en autos robados, y la tecnología está para poder tener pórtico, empecemos a diseñar, a pensar de que vamos a tener que buscar mecanismos tecnológicos que nos ayuden (…) pero debería ser una política pública nacional”.

También abordó la rehabilitación, donde plantea que “a quien comete un error por primera vez no lo podemos dejar abandonado. Y no tenemos buenos programas de rehabilitación. Quienes delinquen por primera vez salen al mundo laboral y no tienen posibilidades porque tienen antecedentes complicados”.

“Creo que hay que buscar mecanismos creativos, programas de subsidio a la contratación, que promovamos a empresarios para que los reinserten laboralmente, para tratar de sacarlos del interés de generar ingresos de manera ilícita”, agregó.

Ya en mayor profundidad, expuso la necesidad de contar con un mayor número de fiscales, ante la “cantidad de delitos, el Ministerio Público tiene que fortalecerse. Necesitamos ahí inyectar recursos porque un fiscal no puede atender 200 casos, no puede atender 300 casos y cada vez van aumentando miles”.

“La gran cantidad de delitos que cometen hace prácticamente imposible las pesquisas y se meten entre medio. Qué policía va a estar investigando el robo de una bicicleta o que le rompieron un auto y le robaron las cosas. Eso ya no se investiga, pero va creando una sensación de impunidad y que cada vez va pasando a niveles superiores”, añadió.

A juicio del parlamentario, “ese es el problema. Nos concentramos en los delitos graves, en los asesinatos, pero entre medio hay un sinnúmero de delitos que prácticamente no se investigan porque no hay capacidad operativa en el Ministerio Público”.

En relación a las policías, también afirmó que “necesitamos más carabineros, más PDI”.

Sobre lo anterior señaló “a lo mejor sacar de algunas funciones a carabineros -sé que es complejo, la experiencia no es muy positiva en otros países- a través de policías comunales o regionales que por lo menos puedan hacer las funciones de tránsito. No entiendo por qué tenemos a carabineros controlando la velocidad. Carabineros debería estar en la calle persiguiendo y dando prevención”.

Además, resaltó la idea de una policía fronteriza, según dijo “es un tema que ya no aguanta más. Estamos ahí cubriendo con carabineros, cubriendo con militares. Es necesario poder avanzar en ese sentido para aumentar la cantidad de agentes que estén enfrentando el delito. No podemos ante esta cantidad de delitos graves, que se han incrementado, tener las mismas dotaciones. Tenemos que buscar la forma de tener más presencia en la calle”.

Por otra parte, criticó lo que ha sido “inteligencia equivocada”, en donde observa que “hemos fallado en ese nivel de manera brutal. En Chile pasan cosas que nos enteramos después. Llegan carteles y no tenemos idea. Esa inteligencia además se tiene que colocar en coordinación con los países vecinos.

En esa misma línea, sostuvo que “la coordinación entre países es fundamental y eso no existe. Nos estamos enterando muy después. De inteligencia, nada. Más inteligencia hoy día es la delincuencia y el crimen organizado”.

“Si no hacemos esas acciones podemos crear cientos de ministerios, va a generar una sensación térmica de que estamos haciendo algo, pero créanme, lo digo con mucha franqueza, esto no va a cambiar en nada la situación de delincuencia que tiene nuestro país”, concluyó.