21 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El Presidente Gabriel Boric junto a los exmandatarios Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera firmaron este jueves el «Compromiso: Por la Democracia, siempre» que se enmarca en la conmemoración de los 50 años del golpe de Estado.

El mandatario manifestó que «valoro que los expresidentes hayan estado disponibles para, pensando en el futuro, tener un compromiso por la democracia, siempre y por el respeto, siempre, irrestricto a los derechos humanos».

Además, se refirió a los frustrados intentos por la firma de un documento junto a los partidos de Chile Vamos, al respecto dijo que «uno no puede estar rogando permanentemente a partidos políticos democráticos que adhieran a un compromiso tan simple que fue redactado justamente con la disposición y voluntad de que firmaran todos».

Y reveló que «yo les planteé a los presidentes de Chile Vamos específicamente, que si a ellos les incomodaba participar del acto del 11 de septiembre en La Moneda por los motivos que ellos han dicho, podíamos tener un acto institucional el día anterior en el ex Congreso Nacional solamente con las autoridades. Eso también lo descartaron».

«La verdad es que uno no puede seguir en negociaciones eternas. El documento queda a disposición para quienes quieran adherir a él», sostuvo el Presidente.

Por su parte, en cuanto al documento firmado por el Presidente y los otros cuatro exmandatarios vivos, este señala lo siguiente, además de plantear 4 puntos:

Nuestro país gozó durante más de 140 años, casi sin interrupción, de una democracia en continua evolución, de un orden constitucional estable, y también de respetables y sólidas instituciones republicanas que eran objeto de admiración y prestigio en el mundo entero.

Al cumplirse 50 años del quiebre violento de la democracia en Chile que le costó la vida, la dignidad y la libertad a tantas personas, chilenas y de otros países, queremos, más allá de nuestras legítimas diferencias, comprometemos en conjunto a:

1. Cuidar y defender la democracia, respetar la Constitución, las leyes y el Estado de Derecho. Queremos preservar y proteger esos principios civilizatorios de las amenazas autoritarias, de la intolerancia y del menosprecio por la opinión del otro.

2. Enfrentar los desafíos de la democracia con más democracia, nunca con menos, condenar la violencia y fomentar el diálogo y la solución pacífica de las diferencias, con el bienestar ciudadano en el horizonte.

3. Hacer de la defensa y promoción de los derechos humanos un valor compartido por toda nuestra comunidad política y social, sin anteponer ideología alguna a su respeto incondicional.

4. Fortalecer los espacios de colaboración entre Estados a través de un multilateralismo maduro y respetuoso de las diferencias, que establezca y persiga los objetivos comunes necesarios para el desarrollo sustentable de nuestras sociedades.

Cuidemos la memoria, porque es el ancla del futuro democrático que demandan nuestros pueblos.