1 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, presentó el plan de subsidio al empleo, por hasta US$2.000 millones, con foco en mujeres, jóvenes y personas con capacidades diferentes para impulsar la recuperación económica.

Este subsidio se enmarca en el plan “Paso a Paso, Chile Se Recupera”, que tiene como objetivo la reactivación económica.

Con este nuevo plan el Gobierno busca enfrentar el desafío del desempleo desde dos ángulos: generar nuevos empleos y cuidar los que ya existen, según explicó el Mandatario.

En este sentido, el subsidio al empleo es un beneficio de carácter masivo que busca fomentar la contratación de nuevos trabajadores, junto con incentivar el regreso y la mantención de trabajadores suspendidos.

El Subsidio al Empleo, tiene dos líneas de apoyo: REGRESA, para incentivar la reincorporación de los trabajadores suspendidos bajo la Ley de Protección al Empleo; y CONTRATA, pensado para incentivar nuevas contrataciones.

Los beneficios mencionados se entregarán por hasta 6 meses.

Se podrá postular desde el lunes 28 de septiembre al Subsidio Regresa y desde el martes 29 de septiembre al Subsidio Contrata. Las postulaciones se realizarán en la página web www.subsidioalempleo.cl y cerrarán el 31 de marzo de 2021.

Este plan, además, incluye estrictas medidas de control: Las grandes empresas dejarán de recibir cualquiera de estos beneficios si es que reparten utilidades por sobre el porcentaje mínimo legal (30%). Además, en el caso del subsidio a la contratación, dichas empresas deben mantener al menos un 80% de los trabajadores que tenían en su planilla al momento de postular al subsidio.


SUBSIDIO A LA CONTRATACIÓN

Es un beneficio por una suma equivalente al 50% de la remuneración mensual bruta (RMB) del nuevo trabajador por el cual se postula, con tope de $250.000 mensuales.

Este subsidio tendrá una especial atención con las mujeres, quienes se han visto afectadas por esta crisis: alrededor de 810 mil de ellas han abandonado la fuerza laboral y alrededor de 290 mil han suspendido sus contratos.

Para el caso de las trabajadoras mujeres, los jóvenes de 18 a 24 años o las personas con discapacidad, el monto del beneficio ascenderá a un 60% del sueldo bruto de cada nueva contratación, con un tope de $270.000 mensual.

Se entrega por hasta 6 meses por cada contratación adicional que realice una empresa.

El plan, sin embargo, también busca garantizar que las grandes empresas mantengan la mayor parte de su plantilla.

Para esto, junto con contratar trabajadores adicionales con respecto a su planilla de julio de 2020, las grandes empresas deben mantener -al menos- el 80% de los mismos trabajadores que integraron su planilla en el mes de su primera postulación al subsidio. SENCE revisará esto cada 3 meses desde su primera postulación al subsidio.

Las empresas que postulen a este subsidio deben cumplir con los siguientes requisitos:

o Agrandar su nómina de trabajadores con contrato vigente respecto de la planilla que tenían a julio 2020 (Planilla de Referencia). Se entregarán tantos subsidios como trabajadores se contraten y sean postulados con éxito, por sobre la mencionada planilla.

o Tributar en alguno de estos sistemas: (i) contribuyentes de primera categoría; o (ii) pequeños contribuyentes del art. 22 de la Ley de Impuesto a la Renta.


SUBSIDIO AL REGRESO

Se trata de un beneficio que se le otorga a la empresa por hasta 6 meses respecto de trabajadores que hubieren estado suspendidos a la fecha de lanzamiento, en virtud de la Ley de Protección del Empleo, y que sean reincorporados a sus funciones.

El monto entregado asciende a $160.000 mensual por trabajador.

Las grandes empresas deben mantener la afectación económica que les permitió acceder al beneficio, lo que SENCE revisará a cada 3 meses desde su primera postulación al subsidio. Si no la mantiene, se les terminarán las restantes bonificaciones.

Las empresas elegibles para este subsidio deben cumplir con los siguientes requisitos:

o Haber experimentado una caída en sus ventas o ingresos brutos de -al menos- el 20% en el cuatrimestre abril-julio de 2020, respecto del mismo cuatrimestre de 2019.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA