16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El 4° Juzgado Civil de Santiago resolvió rechazar la demanda de disolución y cancelación de personalidad jurídica en contra del Instituto Bíblico Nacional de Chile (IBN Chile) y de los integrantes de su directorio, Luis Teneo Uribe, Jaime Esturillo Copano y Francisco Viguera Errazu; la que fue presentada por la Sociedad Bíblica Chilena (SBCh).

La SBCh presentó la demanda «por hacerse imposible la realización del fin para la cual fue creada (el INB), en atención al grave quiebre institucional que ha provocado un completo cese en sus actividades y paralización absoluta desde diciembre de 2020, pues su giro lo realiza íntegramente una sociedad por acciones (SpA) en la que miembros del directorio son accionistas», agregan.

Sin embargo, cabe señalar que el IBN continuó con sus actividades y que dicho año impartió clases a más de 800 alumnos a nivel nacional, según consignó Biobío Chile en noviembre de 2021.

Ahora, el tribunal resolvió rechazar la demanda en todas sus partes, luego de acoger «la excepción de falta de legitimación activa opuesta» solicitada por los demandados. Es decir, que la SBCh no tiene la pertinencia requerida para una acción judicial sobre el IBN.

Asimismo, rechazó «las tacha de testigos formuladas por la parte demandante» que, en otras palabras, se traduce en descartar que los testigos de los demandados tengan algún tipo de vinculación o condición que cuestione su pertinencia y credibilidad.

Además, la sentencia establece «que se condena en costas a la parte demandante».

El documento señala que la SBCh tenía la intención de «refundar esta institución (IBN) manteniendo los valores y principios del fundador y la unidad del patrimonio destinado a este fin, según consta en el acta de sesión de directorio realizada el de 12 de agosto de 2021».

De haberse acogido y concedido lo demandado, la SBCh habría adquirido un importante patrimonio cercano a los $5.000 millones y en donde destaca un edificio de seis pisos en el centro de Santiago y un amplio departamento en Providencia; además de otras tres propiedades en Temuco y dos en Concepción.

Por último, cabe destacar los cuestionamientos surgidos tras la presentación de la ahora rechazada acción judicial, los que indicaban que uno de los directores demandados del IBN, Francisco Viguera, en paralelo y desde el 2000 se desempañaba como Secretario General de la SBCh sin que fuera removido de su cargo, pese a la demanda.

A él se suma el caso de otro director, el pastor anglicano y capellán del penal Punta Peuco, Pablo Álvarez, quien años antes fue presidente de la SBCh.