6 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Una investigación de Ciper reveló un documento que evidencia un engaño por parte del Ejército a la Corte de Apelaciones para espiar las conversaciones telefónicas del periodista Mauricio Weibel, quien ha investigado la corrupción al interior de la institución.

Según dio a conocer el medio, los hechos se remontan a septiembre de 2017, cuando el entonces director de Inteligencia del Ejército, general Schafik Nazal Lázaro, pidió una autorización para interceptar por 90 días las llamadas emitidas y recibidas de una «agente extranjera» que estaría recopilando «información estratégica» del Ejército en Chile. Sin embargo, el número correspondía en realidad a Weibel.

Dos semanas después de hecha la solicitud, la Corte de Apelaciones de Santiago ofició a Movistar ordenando la intervención del celular. Así, se concretaba el engaño a la justicia para espiar a un periodista cuyo uno de los principales focos de investigación ha sido, precisamente, el desfalco militar.

Ciper consultó al Poder Judicial por este caso, donde se limitaron a decir que  «no corresponde emitir ningún pronunciamiento tratándose de una causa desformalizada aún y que eventualmente puede ser conocida por un tribunal”.

Este caso fue destapado en 2019. En ese tiempo, el ministro de Defensa era Alberto Espina, quien aseguró que “las investigaciones que se han hecho han sido autorizadas legalmente por un ministro de la Corte de Apelaciones y con el amparo de la seguridad nacional, la inteligencia y la contrainteligencia”. Espina omitía de esta forma que la autorización había sido conseguida gracias a un engaño.

“No ha existido engaño alguno en los antecedentes presentados al Sr. Ministro de la Corte de Apelaciones. Sobre el particular, éste contó con toda la información para la aprobación de dichas medidas, materia que fuera explicada en forma detallada en la instancia correspondiente, esto es, la sesión reservada de la Comisión de Control del Sistema de Inteligencia de la Cámara de Diputados y Diputadas”, contestó el Ejército a Ciper al ser consultados por los documentos que dan cuenta de una tal «agente extranjera».

Tras conocerse el documento, el periodista afectado se refirió al hecho a través de su cuenta de Twitter: «Finalmente, mintieron al Poder Judicial y el Congreso».

 

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA