23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Dos detectives de la Policías de Investigaciones (PDI) colaboraban con una célula de la banda criminal trasnacional Tren de Aragua, entregando información respecto a casos y operativos en el combate al tráfico de personas y explotación sexual.

La situación comenzó a ser develada en noviembre de 2022, según revela Meganoticias, tras un operativo en el casco histórico de Santiago para desbaratar el comercio sexual, instancia en donde la Brigada de Trata de Personas (Bitrap) de la PDI detuvo a una adolescente venezolana de 17 años que estaba siendo explotada sexualmente por una célula del Tren de Aragua.

Tras esto, la adolescente recibió una llamada quien se identificó como su padre, sin embargo, los funcionarios de la Bitrap sospecharon al notar sus gestos de incomodidad. Por ello, solicitaron y accedieron al tráfico de llamados, percatándose que el teléfono ya estaba intervenido en el marco de otra indagatoria.

Dicho teléfono pertenecía a Yariel Ulloa Lópz, ciudadano cubano dedicado a la explotación sexual y promotor de tráfico de personas y sexual. Y en sus registro aparecieron los nombres dos detectives: Nicolás Ortega Castro y Sebastián Peredo Vera.

Ambos funcionarios de la PDI se encontraban activos en el Departamento de Policía Internacional Aeropuerto y la Brigada de Robos Oriente de la PDI.

De acuerdo a la Fiscalía Centro Norte, Yariel Ulloa coordinaba acciones con los dos policías, quienes facilitaban información y apoyo, como en el caso de la llamada antes mencionada para saber el lugar a donde sería trasladada la detenida.

El pasado 15 de marzo un operativo sorpresa terminó con los dos funcionarios detenidos junto a empresaria colombiana que usaba su negocio como fachada para el lavado de dinero que obtenían de las explotación sexual.

Se estima que al menos 100 personas fueron víctimas de la red de explotación sexual en el sector de Plaza de Armas, y en la que participaban estos dos funcionarios detenidos.