7 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • Seis secretarios regionales ministeriales de la región de Coquimbo que aprobaron el proyecto Dominga en agosto, descartaron presiones para respaldarlo. En tanto, CONAF se refirió a las consideraciones de conservación que proponen al proyecto y que en esta oportunidad fueron acogidas.

En una nueva sesión de la comisión que estudia la acusación constitucional contra el Presidente Piñera, fue el turno de escuchar a los Secretarios Regionales Ministeriales de la Región de Coquimbo. Autoridades que participaron en la Comisión de Evaluación Ambiental que aprobó el proyecto minero portuario Dominga en agosto recién pasado.

Seis de ocho seremis invitados asistieron a la comisión: Emilio Lazo de Minería, Álvaro Herrera de Energía, Pedro Rojas de OO.PP., Rodrigo Órdenes de Agricultura, Abel Espinoza de Vivienda y Urbanismo y Juan Fuentes de Transportes. Se excusaron los representantes regionales de Salud y Economía.

En su totalidad, aclararon que fueron convocados para calificar el proyecto Dominga luego del fallo del Tribunal Ambiental, que invalidó la votación anterior de 2017. Asimismo, explicaron que de acuerdo al Informe Consolidado de Evaluación (ICE) y los informes técnicos de organismos dependientes de cada cartera, los antecedentes técnicos recomendaban su aprobación.

Igualmente, todos descartaron llamados, presiones del Presidente Piñera, de los ministros o de otras autoridades para votar a favor del proyecto.

Álvaro Herrera, Seremi de Energía, explicó que se realizó un informe de las obras de energía del proyecto y el cumplimiento de las normas de seguridad de las instalaciones que establece la Superintendencia de Electricidad y Combustibles.

En tanto, el Seremi de OO.PP., Abel Espinoza, dijo desconocer el aspecto portuario del proyecto. Expresó que a su cartera le corresponde revisar las incidencias directas, por ejemplo, con infraestructuras como las caletas.

Por su parte, el Seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes, explicó que existieron dos informes técnicos. Uno positivo del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de acuerdo a los antecedentes presentados por la empresa. Y otro de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) no considerado por el ICE en 2017, pero que el tribunal recomendó seguir en caso de ser aprobado el proyecto.

En ese sentido, dijo que las observaciones que debe cumplir la empresa quedan en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA). Y su fiscalización queda en manos de la Superintendencia del Medio Ambiente.

En la comisión, también participaron los directores nacional y regional de CONAF, Rodrigo Munita y Eduardo Rodríguez. Ambos se refirieron al informe de observaciones al proyecto Dominga, que ahora el tribunal ambiental pide incluir.

“El texto se concentra en objetos de conservación como el pingüino de Humboldt y el pato yunco, y la flora”, enfatizó Munita.

Otro punto, es la participación de CONAF y el SAG, en el centro de estudios socio ambientales que promoverá Dominga, tanto en gobernanza y en planes de mitigación.

Y por otra parte, compensar el hábitat del guanaco y ecosistema en Punta de Choros. Ello, con la creación de un área silvestre protegida que financiará Andes Iron de manera de compensación, explicó Rodríguez.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA