27 de noviembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Fue la noche del lunes 3 de mayo que la coordinadora de chilenas del sindicato Amanda Jofré, recibió más de 100 perdigones metálicos mientras se encontraba en la calle Aurora con Américo Vespucio, alrededor de las 19:00 hrs. Esta es la denuncia pública que realizan desde la organización de trabajadoras sexuales, quienes confirmaron también que la atacada perdió la visión luego del ataque.

«Otra compañera que realizaba trabajo de prevención de VIH e ITS en terreno, cuenta que ella también alcanzó a recibir un perdigón, pero que al mirar a su lado se dio cuenta que quien había recibido la peor parte fue nuestra coordinadora», relata la misiva que también señala que quienes estuvieron en el lugar vieron cómo un hombre lanzó una fuerte ráfaga desde un auto en movimiento. Los hechos sucedieron tan rápido que no alcanzaron a identificar la placa patente.

Las presentes señalan que observaron que todo el cuerpo de su compañera estaba sangrando, que había perdido varias piezas dentarias y que sangraba por sus ojos. Ante la situación, «fueron socorridas por un conductor de una camioneta que las traslado a al SAPU más cercano, pero debido a la gravedad de sus lesiones fue derivada al Hospital Salvador donde fue intervenida quirúrgicamente, este martes 4».

«Cabe recalcar que la situación de desprotección social en la que vivimos y falta de oportunidades laborales, hacen que día a día muchas compañeras arriesguen sus vidas en las calles. El trabajo sexual es la principal fuente de ingreso de nuestra comunidad y su falta de regulación, provoca estos hechos de violencia, proxenetismo e incluso trata de personas. No olvidamos tampoco el ataque sufrido en el mismo sector el 20 de abril, en donde compañeras fueron brutalmente golpeadas con palos, cadenas y piedras. Pedimos ayuda a la Subsecretaría de Prevención del Delito, sin recibir respuesta hasta la fecha», cierra la misiva.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA