Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La Asociación de Funcionarios/as del Instituto Nacional de Derechos Humanos (AFFINDH) completó hoy dos semanas de paralización de actividades, sin encontrar propuestas concretas para la resolución de su petitorio que, en términos generales, exige la renuncia del director Sergio Micco, que el Consejo celebre nuevas elecciones de director/a, el fortalecimiento de los equipos técnicos, la disposición de medidas de autocuidado para los funcionarios/as, y el fin a irregularidades administrativas.

Para avanzar en el diálogo, la directiva, integrada por Soledad Molinet Huechucura, Johana Guala Maldonado y Andrea Álvarez Zúñiga ), se reunió este jueves con Sergio Micco, y su jefe de gabinete Yamil Musa.

En la reunión, Micco abordó el eventual cierre del Programa de Acompañamiento de Víctimas del estallido social, el cual había causado mucho revuelo.  Ante ello, Micco aclaró que finalmente se mantendrá el programa,  ya que se han realizado gestiones ante la Dirección de Presupuestos, para contar con 1.700 millones de pesos para dar continuidad al programa, y posiblemente incorporarlo de manera permanente a la institución.

El director también asumió las dificultades que han tenido para superar los conflictos internos, para la cual propuso conformar una mesa cuatripartita, integrada por funcionarios/as, jefes/as de equipos, representantes de la Dirección y el Consejo.

LEE TAMBIÉN:  Funcionarios del INDH advierten eventual cierre del Programa de Acompañamiento a víctimas

Crisis en el INDH

En este periodo de movilización, la directiva AFFINDH presentó requerimiento para ser recibida ante el consejo en pleno, lo cual no prosperó, por lo que optaron con solicitar reuniones a cada uno de las y los consejeros vía Ley de Lobby. La AFFINDH logró reunirse con 10 de los 11 consejeros y consejeras.

En los encuentros, las representantes de los funcionarios/as del INDH presentaron un diagnóstico de la crisis estructural que vive la institución, destacando las irregularidades administrativas en las contrataciones de asesores, y la inestabilidad y precarización laboral de profesionales de apoyo en los equipos jurídicos y psicosociales de acompañamiento a víctimas de las violaciones a los DDHH del estallido social, así como señalaron que hay constantes maltratos de parte del director hacia las y los funcionarias/os de la institución.

Por su parte, Soledad Molinet Huenchucura, presidenta de la AFFINDH, instó nuevamente al Consejo del INDH, “a hacerse cargo de la responsabilidad política que les corresponde en la conducción institucional, y a buscar los caminos para destrabar de una vez por todas los conflictos internos, que no permiten al Instituto cumplir con su misión de promover y proteger los derechos humanos en Chile.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO