29 de noviembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

“Nosotros no queremos que se nos pague de más ni de menos, sólo lo justo. En este momento estamos en una crisis tremenda como muchos pequeños empresarios de Chile y no tenemos la capacidad para nosotros subsidiar este beneficio”, señala el representante de buses rurales de la zona sur poniente de la Región Metropolitana, Mario Gaete.

Afirma que, a pesar de sus representados valoran el beneficio para los Adultos Mayores, las empresas rurales se encuentran en una grave situación económica que se arrastra desde el estallido social y aún más en la crisis sanitaria.

El pasado 1 de julio comenzó a regir la rebaja de 50% en las tarifas del transporte público para la tercera edad. A través de estudios de demanda, el Ministerio de Transportes estimó el subsidio que debe entregar a cada una de las empresas, que disminuyeron sus ingresos a causa de la rebaja en el precio del pasaje.

Según denunciaron los empresarios microbuseros, el monto que se pretende imponer para mitigar el daño causado a las empresas rurales de la Región Metropolitana equivale a una compensación diaria de $2.700 por bus. Con esto, según ellos, solo se podría subsidiar el descuento al pasaje de 2,5 pasajeros adultos mayores en las empresas de recorridos más largos (y de mayor tarifa), o de 4 pasajeros en las de menores tarifas, cuando en realidad se trasladan entre 15 y 20 pasajeros adultos mayores en cada bus, cada día.

Para Mario Gaete, representante de los operadores rurales, “la compensación que nos ofrece es insatisfactoria para la pérdida que vamos a tener. El Gobierno hizo el cálculo en base a un estudio de demanda que tiene del año 2015 y que no refleja la demanda real de los pasajeros que tenemos en este sector”.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA