14 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Cuatro cargos formuló la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) en contra de la minera Ojos del Salado, bajo la causa de sobreextracción de minerales y construcción de obras en zonas diferentes a las aprobadas ambientalmente, lo cual se dio durante la ejecución del proyecto «Continuidad Operacional Mina Alcaparrosa», a 900 metros de la comuna de Tierra Amarilla, región de Atacama.

Según la Oficina Regional de Atacama de la SMA, esta sobreextracción de mineral se vincularía al socavón de más de 60 metros de profundidad que se registró el pasado 30 de julio en las cercanías del Caserón Gaby, faena minera cercana al acuífero del río Copiapó.

«La instructora del caso y la investigación de la oficina regional permitió vincular el socavón con la sobre extracción de mineral. Además, cuando ocurrió el evento comenzó a filtrarse dentro de la mina grandes cantidades de agua desde lugares donde la empresa intervino más allá de lo considerado en la evaluación ambiental», explicó el superintendente del Medio Ambiente (S), Emanuel Ibarra.

La mina Alcaparrosa arriesga una multa de hasta 5.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA) (más de $3 mil 618 millones), ya que la sobreextracción de mineral en dicho recinto minero fue calificada de manera grave; mientras que el daño ambiental irreparable que causó el acuífero del río Copiapó -producido por la modificación de la infraestructura de la minera- fue calificado como gravísimo.

Ibarra señaló que el proceso comienza «luego de analizar toda la información recabada en terreno por el equipo de la Oficina Regional de Atacama de la SMA (…) junto a los reportes entregados por la minera en el marco de Medidas Provisionales dictadas pocos días después de la aparición del socavón de más de 60 metros de profundidad registrado en las inmediaciones de la faena minera en Tierra Amarilla».

En tanto, se formularon dos cargos leves por incumplimiento de las condiciones establecidas para el transporte de mineral y tránsito con sobrepeso por caminos públicos sin autorización previa de la autoridad vial.

Es por esto que Ojos del Salado, propiedad de la compañía canadiense Lundin Mining Corporation arriesga hasta $723 millones por multas leves; hasta $3 mil 618 millones por la multa grave; y hasta $7 mil 237 millones por las multas gravísimas, considerando incluso, la clausura.

En total, el riesgo es de $12 mil 300 millones, lo que equivale a US$ 13 millones.