16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El gobierno de Venezuela encabezado por Nicolás Maduro anunció que prohíbe al uso de su espacio aéreo a Argentina, generando la respuesta del gobierno trasandino que anunció que ha iniciado acciones diplomáticas.

La decisión del veto llega tras el caso del avión venezolano Boeing 747 de una filial de la aerolínea Conviasa, el que perteneció a la empresa iraní Mahan Air, y que fue retenido en Argentina desde junio de 2022 y que durante el pasado mes de febrero fue enviado a Estados Unidos tras una petición de decomiso.

Este martes el vocero del presidencial argentino, Manuel Adorni, abordó la situación y declaró que «Argentina no se va a dejar extorsionar por los amigos del terrorismo».

Asimismo, anunció que su país «inició acciones diplomáticas contra el Gobierno de Venezuela, encabezado por el dictador Maduro», los que se habrían materializado con una carta de protesta el pasado 8 de marzo.

Además, se anunció medidas frente a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) por «violar» el denominado Convenio de Chicago.

Por su parte, el canciller venezolano, Yvan Gil, reaccionó calificando como «neonazi» al gobierno de Argentina. En su cuenta de X (antes Twitter) escribió que Adorni «no solo es sumiso y obediente con su amo imperial, sino que tiene un vocero ‘cara de tabla'».

También acusó al vocero argentino de que «pretende desconocer las consecuencias de sus actos de piratería y robo contra Venezuela, las cuales fueron advertidas en reiteradas ocasiones antes del acto delictivo cometido contra EMTRASUR».

«Venezuela ejerce plena soberanía en su espacio aéreo, y reitera que ninguna aeronave, que provenga o se dirija a la Argentina, podrá sobrevolar nuestro territorio, hasta que nuestra empresa sea debidamente compensada por los daños causados, después de las acciones ilegales realizadas, solo con el fin de complacer a sus tutores del norte», concluyó.