21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La ministra vocera de la Corte Suprema, Ángela Vivanco, aseguró que es preocupante la composición final del Consejo de la Justicia aprobada por la Convención Constitucional en la última jornada, enfatizando que por la complejidad de la función debería tener una mayoría de jueces.

“Nos parece respecto del tema del Consejo de la Justicia que si bien en numerosas oportunidades hemos dicho que la creación de este órgano corresponde con lo que ha mencionado antes el Poder Judicial, en el sentido de separar actividad jurisdiccional de gobierno judicial, y en ese sentido esa situación es positiva; sin embargo nos parece preocupante que este órgano siga teniendo una composición que no se adecúa a la necesaria independencia del Poder Judicial. Creemos y lo hemos dicho también en varias oportunidades que es un órgano que debiera tener una mayoría de jueces, que debiera buscarse que no sea politizado bajo ninguna circunstancia y que sea idealmente presidido por el presidente de la Corte Suprema para poder vincular ambos organismos”, explicó la autoridad.

“Todo lo que sea darle al Consejo de la Justicia un contenido más diverso nos parece correcto. Nosotros creemos que la mayoría de sus miembros sean jueces, no sólo jueces, sino la mayoría, porque ello ha sido una fórmula que en los países en que estos Consejos de la Magistratura o de la Justicia han tenido mejor funcionamiento ha sido una buena clave. ¿Porqué? Porque existe una experiencia, un conocimiento, un aporte, que los jueces pueden dar”. “Un organismo que adquiere esa cantidad de poderes e importancia es absolutamente preponderante que no sea un órgano político y que en consecuencia se mantenga la adecuada independencia y del punto de vista de sus funciones éstas no estén teñidas por ningún tipo de sesgo”, concluyó.

Sobre la definición final del rol revisor del Consejo de la Justicia en la labor de los tribunales, la ministra valoró que quedara explícito la referencia a que no exista un control de fallos judiciales, pero “creemos que esa revisión integral carece de objeto, puesto que las restantes facultades del Consejo de la Justicia son demás suficientes para la administración de todas aquellas materias que corresponden al Poder Judicial, y en consecuencia una atribución que habla de la palabra “integral”, pero que esa palabra “integral” no se corresponde sino que con la función jurisdiccional, porque las demás van a pasar al nuevo órgano, entonces no se entiende cuál es su objetivo y creemos que siempre establecer así de abiertas es negativo y genera una serie de dificultades”.

En lo que respecta a los tiempos y plazos de duración de los cargos de jueces, la portavoz explicó que “como está hoy genera la salida inmediata, una vez que se apruebe la Constitución, si es del caso en el plebiscito de salida, de más de 60 jueces; algunos jueces de la instancia, algunos ministros de las cortes de apelaciones y también ministros de la Corte Suprema. Desde el inicio de este proceso dijimos que cambios de esta especie requieren de una necesaria gradualidad y hoy todavía no vemos si es efectivo que va a haber esa gradualidad, si va haber disposiciones transitorias que soluciones este problema, pero pensamos que es una situación muy compleja para la administración de justicia un cese importante de número de jueces y además, como lo hemos dicho también, estableciendo rangos de edades y tiempos que no parecen ir de acuerdo con lo que el país ha ido resolviendo desde el punto de vista de privilegiar la colaboración de personas que tengan una mayor edad”.

“En consecuencia esos son temas que aún nos preocupan. Nosotros seguimos a disposición de la Convención para tratar cualquiera de éstos temas y por supuesto seguimos con espíritu colaborativo haciendo presente nuestras aprehensiones”, finalizó.