7 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Las calles estudiadas fueron: Avenida Macul, Avenida Colón, Avenida Independencia, Avenida Eliodoro Yáñez y Avenida La Florida. En estas avenidas se reveló que un 60% de los conductores se desplazan a exceso de velocidad y que manejan, en promedio, a 10 kilómetros por sobre la máxima permitida. De estas cinco calles, Avenida La Florida (76,3%) y Avenida Macul (72,9%) registraron los porcentajes más altos de conductores que excedieron los límites de velocidad al día.

Así lo detalló un estudio observacional sobre el comportamiento de los vehículos en avenidas de alto tráfico de Santiago.

Este tipo de imprudencias es el que busca corregir el proyecto de ley que crea el Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (CATI). Con la instalación de cámaras de detección, se podrá multar a los vehículos que circulan a alta velocidad y generar un cambio cultural que se traducirá en salvar vidas, tal como ocurrió en países como España o Francia, que bajaron el 30% sus muertes en un año, con la implementación de esta tecnología.

“Como Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito queremos hacer un llamado a respetar los límites de velocidad permitido en zonas urbanas, y a no transformar, las avenidas de alto tráfico, en autopistas de carreras. Recordemos que estas calles se encuentran en zonas residenciales donde hay casas cercanas y además son polos comerciales y de servicios por donde transitan muchos ciclistas y peatones que necesitan un espacio seguro para transitar. Incluso en algunas de estas avenidas, se comparte la calle con ciclovías donde el aumento de la velocidad de los vehículos, genera un riesgo permanente para los usuarios de ciclos”, señaló la Secretaria Ejecutiva Johanna Vollrath.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA