13 de junio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

A través de un comunicado público abogadas de la región de O’Higgins se adhirieron a los cuestionamientos que se han presentado por profesionales del rubro, luego de que se conociera que el magistrado Luis Barria, quien está siendo investigado por el delito de abuso sexual, fue trasladado del Juzgado de Garantía de Rancagua al Juzgado de Familia de San Fernando, donde sigue ejerciendo funciones.

«Abogadas O’Higgins se adhieren a la preocupación manifestada por profesionales dedicados a la tramitación  en tribunales de familia, a partir del traslado de juez Barria al Juzgado de Familia de San Fernando, tras haber sido sancionado administrativamente por la Corte Suprema por conductas que afectado la indemnidad sexual de funcionarias judiciales, y respeto de los cuales existe una investigación penal vigente», parten señalando en la declaración.

Continúan explicando que «los tribunales de Familia son un lugar, espacio e institución, donde se ventilan la mayor cantidad de casos que afectan la indemnidad sexual de mujeres, niños, niñas y adolescentes, evaluando medidas cautelares en casos de violencia de género y violencia contra la mujer. En ese contexto, nos resulta inexplicable que el Poder Judicial, pretenda posicionar al juez Barria a ‘impartir justicia’, especialmente en las materias que son de conocimiento de dichos tribunales»

[irp posts=»21139″ name=»Corte de Apelaciones reabre causa contra el presidente Piñera por pasear sin mascarilla en Cachagua»]

Añaden que «las conductas que han sido puestas en conocimiento de la Corte Suprema y del Ministerio Público, se constituyen como clara manifestación de conducta abusiva, que atenta contra la dignidad, integridad física y psicológica no solo de las afectadas, sino de todas las mujeres que se encuentran en incapacidad de eludir ataques y humillaciones de sus agresores. Con esta decisión, el Poder Judicial, está validando la mantención de una cultura patriarcal dominante, e intencionalmente invisibilizada y silenciada».

«Solicitamos reconsiderar la medida adoptada, y respetuosamente proponemos mantener la suspensión del cuestionado magistrado en tanto no se ponga termino al proceso penal pendiente existente. Nos parece que la medida propuesta es coherente con los principios básicos de nuestra legislación en materia de familia, asimismo tenemos la convicción, que mantener fuera de la función jurisdiccional al señor Barria, permitirá asegurar el resultado del proceso y especialmente de la investigación», finalizan.