13 de junio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Múltiples denuncias de acoso hacia funcionarios del organismo, maltrato laboral y un allanamiento «ilegal» son parte de las acusaciones que actualmente complican a la presidenta del Tribunal Constitucional, María Luisa Brahm, quien ejerce en el cargo desde agosto de 2019.

Sumado a las denuncias que ya son de conocimiento público, son varios los funcionarios del organismo que ya han renunciado al TC producto de las malas prácticas dadas a conocer, por sus ahora ex compañeros de trabajo.

Desde la Asociación de Funcionarios del Tribunal Constitucional de Chile (Afutcch) enviaron una carta abierta dirigida al pleno de ministros del TC, donde señalan que «la larga lista de acontecimientos, disputas y denuncias que ya son de público conocimiento, solo vienen a confirmar una realidad conocida por los funcionarios, esto es que, al interior del Tribunal Constitucional, el abuso y el maltrato se han vuelto un problema recurrente, generalizado y estructural, situación que entre otros aspectos ha llevado al límite a la institución, generando un clima laboral y organizacional sencillamente inaceptables».

Agregan que «los funcionarios del Tribunal, al igual que cualquier otro ciudadano, necesitamos y merecemos desarrollar nuestra vida laboral y profesional, en un ambiente donde se respeten las normas de convivencia y los derechos fundamentales y laborales de los trabajadores».

Denuncia de allanamiento «ilegal»

Las acusaciones de malas practicas por parte de Brham, se suman a una denuncia que realizó el administrador del TC, Rubén Quezada, a la secretaría del organismo, María Angélica Barriga, en relación a un allanamiento «ilegal» que habrían realizado en las dependencias del edificio  en febrero de 2020.

En su denuncia, Quezada señala que la jefa de gabinete de María Luisa Brahm, Claudia Vélez, lo llamó y le dijo que un día sábado iban a ir funcionarios de investigaciones al TC, por lo que tenía que dejar todas las oficinas de los ministros abiertas y no citar al personal de aseo. Además, no se debía dejar anotado el ingreso de las personas que ingresaran.

El allanamiento se habría realizado incluso en los despachos de los ministros que en ese momento se encontraban de vacaciones, por lo que no habrían tenido conocimiento de lo sucedido.

La denuncia, se realizó ahora y no antes, puesto que el administrador señala que Brahm lo habría amenazado con despedirlo de sus funciones y también fue animado por las denuncias que se han dado a conocer en las últimas semanas.

Si bien la presidenta del TC habría asegurado que el procedimiento se encontraría «en regla» y que incluso ya se habría conversado en el pleno en marzo de 2020, queda en duda el porqué se habría dado la orden de no registrar el ingreso, pese a que de igual forma quedó grabado en las cámaras de seguridad del recinto, donde incluso se aprecian las patentes, las cuales sí corresponderían a vehículos de la Policía de Investigaciones.

De todas formas, los antecedentes fueron entregados al Ministerio Público, quienes deberán investigar si se incurrió en un delito o no.

Reglamento para investigar denuncias

Desde que comenzaron a aparecer las denuncias en su contra, Maria Luisa Brahm comenzó a buscar estrategias para lograr que el sumario que se inició sea declarado inaplicable contra ella, basándose en que la norma por la cual se le está aplicando dicha medida, sería solo para los trabajadores del TC y no para los ministros.

Sin embargo, desde la Afutcch aseguran que existe y está vigente un auto acordado que fija el reglamento para la investigación y determinación de responsabilidades disciplinarias, donde queda claramente definido y sin ambigüedad lo referido a la situación de un ministro en este tipo de causas.

Los puntos claves estarían en los artículos 2, 13, 19 y 21 del auto acordado que señalan lo siguiente:

Artículo 2.- Ámbito de Aplicación: dice que “será aplicable a los Ministros”

Artículo 13.- Presentación de denuncia: dice “En caso que el denunciado sea un Ministro, el Secretario del Tribunal u otro funcionario que tenga el mismo grado que aquél, deberá presentarse ante el Presidente. Si el denunciado fuera este último, la denuncia deberá ser presentada ante el Ministro que le siga en antigüedad.”

Artículo 19.- Circunstancias Modificatorias de Responsabilidad, Colaboración con la Investigación y Citación de Testigos: dice “El investigador deberá indagar y agregar al expediente tanto los antecedentes que puedan perjudicar al afectado, como los que puedan exculparlo o atenuar su responsabilidad. Todos los funcionarios, cualquiera sea su jerarquía o la naturaleza de su cargo, deberán colaborar con la investigación, prestando declaración o proporcionando los antecedentes que les solicite el Investigador.

Artículo 21.- Medidas Respecto de la Persona Investigada: “El Investigador podrá solicitar a la Sala que no integre el Presidente del Tribunal o el Ministro denunciado, en su caso, que se suspenda al investigado o se le destine transitoriamente a otras funciones por el tiempo que dure la investigación, sin que estas medidas afecten a sus remuneraciones.”

Todo que en manos del sumario que está llevando a cabo el ministro Rodrigo Pica en contra de Brahm, el cual debe presentar conclusiones, para posteriormente ser presentado en el pleno, quienes deben tomar una decisión. Sin embargo, no hay un plazo definido para que esto ocurra.

En la carta abierta enviada por la Afutcch y firmada por su presidente Leonardo Carrasco, el secretario Jorge Aguayo y el tesorero Andrés Morán, señalan que «el prestigio del Tribunal Constitucional está en entredicho, lo que ha sido ventilado a estas alturas de forma cotidiana por distintos medios de prensa. Ante ello creemos que, si el pleno de ministros no toma acciones concretas para salir de la crisis que estamos viviendo, el futuro de nuestra institución seguirá siendo cada vez más incierto«.

Carta enviada por la Afutcch al pleno de ministros del TC