23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Debido a discrepancias contractuales, los principales accionistas que en 2015 se adjudicaron por 20 años la concesión del nuevo terminal del Aeropuerto de Santiago anunciaron que se enfrentarán legalmente ante el Estado chileno, por lo que recurrieron al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi).

Se trata de las empresas Aeroports de Paris, Vinci Airports y Astaldi, que se reunieron con los senadores de las comisiones de Transportes y Obras Públicas para solicitar modificar las condiciones del contrato de concesión debido a las dificultades económicas que han enfrentado por la pérdida de rutas aéreas.

En este contexto, el gerente general de Nuevo Pudahuel, Xavier Lortat-Jacob, explicó que los controladores buscan »cómo viabilizar el concesionario que está otorgando un servicio público tan estratégico», para lo cual piden »sentarse y conversar de cómo podemos salir por arriba de esta situación».

El senador socialista y presidente de la comisión de Transportes, Juan Pablo Letelier, lamentó la postura del consorcio de empresas. »Que haya una presentación al Ciadi no ayuda, eso rigidiza y es un mecanismo que no ayuda».

Por su parte, la senadora independiente Ximena Órdenes planteó que »acá hay un contrato, está el Estado de Chile versus una concesionaria». »Fue una oferta mayor, pero que consideraba los riesgos, porque, además, durante los primeros años ha sido rentable», agregó.

La instancia de mediación durará 6 meses, y en caso de no llegar a un acuerdo, los controladores de Nuevo Pudahuel recurrirán a una demanda legal para resolver la situación.

Pese a esto, las empresas han expresado que buscan resolver esto de manera »amistosa» y evitar así un juicio.