23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • El chileno (112º) derrotó al local Nuno Borges por 6-2 y 7-6 (3) y enfrentará al polaco Hubert Hurkacz (10º) en semifinales

Por Sergio Ried de Revista El Ágora


En un controvertido partido, el chileno Cristian Garin se sobrepuso al acoso del público y a sus propias debilidades y logró un valioso triunfo ante el portugués Nuno Borges (62º), que lo pone, por primera vez en un año, en las instancias decisivas de un torneo, esta vez el ATP 250 de Estoril.

Luego de su espectacular victoria ante el joven francés Arthur Fils (37º), Garin debió enfrentar al ídolo local, en un match que tuvo su punto álgido en un momento crucial de la segunda manga.

El chileno, confirmando su buen momento, ganó el primer set, aprovechando el nerviosismo de su rival, quebrándole el saque dos veces para llevarse la etapa por un contundente 6-2.

Pero no vaya a creerse que Gago fue un vendaval, porque, como de costumbre, falló mucho con su primer servicio y se mantuvo pegado detrás de la línea de fondo. Esta vez tuvo una gran cooperación de un rival que sintió la responsabilidad de responder a su condición de favorito y sobre todo responderle al bullicioso público local.

LA GUINDA DE LA TORTA

Como era de esperar, la segunda etapa no podía seguir el mismo ritmo de la anterior. Con un Borges más agresivo, cometiendo menos errores no forzados y con el aliento de la ruidosa grada, se llegó al controvertido séptimo game, que fuera de tener una duración de 19 minutos, tuvo el condimento de una controversia, que terminó con una polémica de proporciones.

Gago salvó seis puntos de break y en uno de ellos se produjo lo impensado, cuando alguien de la tribuna gritó «out « y Garin tiró una derecha larga. El árbitro le dió el punto al chileno y ardió Troya, porque Nuno y el público pedían que se repitiera el punto.

Se llamó al supervisor, y éste le dio la razón al juez y así el chileno pudo ganar el game y más adelante llegar al tiebreak. Y allí fue donde Garin estuvo intratable y ganó el desempate 7-3 , el set 7-6 y el partido.

Las malas noticias para nuestra tercera raqueta, es que en semis se encontrará con el número 10 del mundo, el gigante polaco Hubert Hurkacz.

Pero en tenis todo puede suceder.