Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Revista El Ágora

Cuando Chile por fin había logrado desmoronar el muro defensivo de Bolivia, una mano dentro del área de Maripán les dio a los altiplánicos la primera posibilidad de rematar al arco. Lo hizo el goleador de estas Clasificatorias, Marcelo Moreno, y decretó el lapidario 1-1.

El medio deportivo nacional conmemora este 5 de junio las tres décadas de una conquista única y al parecer irrepetible. Ocurrió cuando un Colo Colo libre y soberano se alzó con el máximo torneo a nivel de clubes de Sudamérica. Hoy, usurpado por los poderes fácticos, y manejado por una Concesionaria que no da el ancho, está más que nunca presente la paradoja de haber tenido que recordar ese triunfo como otro club de los “potreros”.

Más allá de que el cuadro albiceleste no fue lo esperado, sigue siendo un rival potente y de respeto, sobre todo para un Chile poco acostumbrado a obtener resultados positivos en terreno propio y, sobre todo, ajeno. Pero el martes es imprescindible vencer a Bolivia en San Carlos de Apoquindo, porque de lo contrario esta meritoria unidad servirá de bien poco.

LO ÚLTIMO