18 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La Confederación Nacional de Dueños de Camiones repudió el ataque incendiario perpetrado anoche en Quilaco, Región del Biobío al sur de Santa Bárbara, que dejó camiones y maquinaria destruidos en una planta de áridos.

“Se trata de un atentado directo contra las pymes, porque la gente que trabajaba en esa faena son todos pequeños emprendedores, que ahora lo pierden todo”, señaló el Presidente de la CNDC, Juan Araya, tras recabar información de los afectados y de la autoridad de gobierno.

Se trata de 6 camiones consumidos por el fuego, 4 excavadoras, dos cargadores frontales, una retroexcavadora y una motoniveladora, más módulos de la planta. Los daños no han sido cuantificados, pero son millonarios, porque se trata de maquinaria especial para faenas fuera de carretera.

Lienzos dejados por los atacantes aluden al conflicto mapuche y a Pablo Marchant, muerto en un ataque en Carahue. La Confederación lamentó que estos “hechos de carácter terrorista sigan afectando a pymes y pongan en peligro la vida de trabajadores víctimas de los atentados”.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA