30 de noviembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

En entrevista con Agencia EFE, Andrés Allamand reconoció que la policía uniformada chilena «efectivamente se incurrió en violaciones o transgresiones a los derechos de las personas», pero puntualizó que esta no ha sido una política institucional.

Allamand analizó las circunstancias del estallido social, que se originó en octubre de 2019 tras el alza de 30 pesos en el transporte público metropolitano. En ese contexto, el canciller fue consultado por la protesta de estudiantes chilenos que saltaron los torniquetes del Metro. «No es una novedad que los jóvenes son el elemento gatillo de movilizaciones, de revueltas y de procesos sociales que posteriormente tienen efectos muy importantes».

Consultado respecto a las violaciones a los Derechos Humanos, que han consigando varios informes internacionales, Andrés Alllamand subrayó que «el Gobierno acogió todas las misiones, de la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU y ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y varias organizaciones. El proceso, donde efectivamente se incurrió en violaciones o transgresiones a los derechos de las personas por parte de las fuerzas policiales, fue objeto de un escrutinio amplio y abierto a organizaciones internas e internacionales»

«Cada vez que se ha evidenciado que ha habido una transgresión, se han adoptado inmediatamente las sanciones administrativas y se han abierto los procesos judiciales para sancionar con el rigor de la ley a los culpables. Esa ha sido la reacción del Gobierno. Quiero señalar de forma muy categórica que, si bien han existido estas transgresiones a los derechos de las personas, bajo ninguna circunstancia esto ha sido una suerte de política institucional», puntualizó Allamand

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA