23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Cochilco presentó el Informe de Tendencias del Mercado del Cobre, correspondiente al cierre del primer trimestre de este año, que contiene las proyecciones sobre precio, demanda y oferta del metal para los años 2024 y 2025, y en donde se mejoran las perspectivas del principal commodity nacional.

De esta forma, Cochilco elevó la proyección de precio promedio del cobre para 2024 a US$ 4,3 libra respecto al reporte anterior que anotaba un valor de US$ 3,85 la libra. Mientras que para 2025 se pronostica también un alza en la cotización del metal rojo el que llegaría a US$ 4,25 la libra.

De acuerdo a la ministra de Minería, Aurora Williams, «hoy podemos visualizar una mejora importante en la proyección del precio del cobre, pero más allá del valor diario lo importante son las tendencias. A inicios de noviembre del año 2023 el precio del metal se ubicó en US$3,64 la libra y en los últimos días se ha situado sobre los US$4,5 la libra, registrando un salto importante en seis meses».

La secretaria de Estado añadió que «un dato importante para nuestra economía es que se espera un crecimiento de la producción del metal rojo de 5%, lo que nos va a permitir llegar a 5,5 millones de toneladas, este incremento es mayor al que está presentando la producción cobre mina en el mundo. Cochilco acaba de llegar de una de las reuniones más importantes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIEC) y las tasas de crecimiento mundiales son menores a la recuperación que está presentando Chile, sin perjuicio de que efectivamente en los años anteriores Chile decreció en relación con el mundo que también estaba creciendo, por lo tanto, hoy vemos esta posibilidad de recuperación en la producción de cobre y esto nos permite proyectarnos positivamente».

El vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Joaquín Morales, señaló que las mejores perspectivas para el precio del cobre se deben, principalmente, a estimaciones de menor oferta del metal en el mercado, debido a la paralización de operaciones de una mina en Panamá, el menor perfil de producción de los yacimientos de Anglo American en Perú y Chile; y el anuncio de un grupo de fundiciones chinas de reducción de la producción.

Añadió que a esta situación se suma una demanda de cobre que sigue robusta ya que para las economías desarrolladas sigue siendo un elemento crítico y necesario para la transición energética y tecnológica.

«Los fundamentos del mercado del cobre, por sí solos, no son suficientes para explicar el acelerado crecimiento del precio del metal sino que también tiene un fuerte componente especulativo, evidenciado por el alza en las posiciones de compra en las bolsas de metales por parte de los inversores en commodities, es decir apuestan a que el precio continuaría aumentando en los próximos meses», explicó.

Añadió que si las condiciones geopolíticas y macroeconómicas no evolucionan en forma adversa durante los años 2024-2025, y si se cumplen las expectativas sobre el avance de la transición energética y tecnológica, el precio del cobre debiera mantener el sesgo al alza.

Producción y demanda de cobre

En relación con la producción de cobre a nivel global se prevé para el año 2024 un volumen de 22,5 millones de toneladas lo que representa un aumento de 2,5% respecto al periodo anterior, y de 23,48 millones de toneladas para el año 2025, esto es un alza de 4,3%.

Los principales países que aportarán nueva oferta este año son Chile con una producción de 5,5 millones de toneladas, lo que representa un aumento de 5% respecto de 2023, principalmente por el mayor aporte productivo de Quebrada Blanca II, manteniendo el país el liderazgo con una participación de 25% a nivel mundial.

Le seguirá República Democrática del Congo que registraría un crecimiento de 10,5% en 2024 y en 2025 superaría los 3 millones de toneladas de fino producido, desplazando por amplio margen a Perú.

Respecto al año 2025, Chile aportará 5,8 millones de toneladas, lo que representa un incremento de 6% respecto al año 2024.

En relación a la demanda de cobre para 2024, se estima que llegará a 26,78 millones de toneladas, con un crecimiento proyectado de 3,6% frente al 2023. En China el crecimiento sería de 2,5 %, en tanto para el resto del mundo sería 5,1%.

Considerando el comportamiento de la oferta y demanda de cobre se estima un mercado deficitario para los años 2024 y 2025, de 364 mil toneladas y 278 mil toneladas, respectivamente, lo que representa un sesgo alcista para el precio del metal.