13 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • Una falta en el área que no se cobró a favor de los albos en el último segundo del partido con Cobresal podría penarles en la fecha final, que se prevé tan infartante como el partido que disputaron en el Monumental y que terminó con el marcador en blanco.

Por JULIO SALVIAT/Foto Agencia UNO.


Para desgracia de los aficionados al fútbol que siguen los partidos por televisión, un par de horas antes se había disputado la final de los clubes campeones, que terminó con victoria del alemán Bayern Munich sobre el Tigres mexicano. La comparación con lo que mostraron Colo Colo y Cobresal en el primer tiempo resultó hasta dolorosa: el fútbol puede ser atractivo y de calidad, como ocurrió en Qatar, y también puede ser aburrido y mediocre, como se vio en el Monumental de Macul.

Pero, y esto es lo importante, con todos los defectos, el partido de la competencia local superó al de los astros mundiales en dramatismo. La importancia de los puntos para Colo Colo y la honestidad de Cobresal se conjugaron para que los últimos minutos se convirtieran en un drama que pudo provocar más de un infarto. Sucesivas ocasiones de gol desperdiciadas por los delanteros albos y un penal muy claro que no fue cobrado pese a las advertencias del VAR dejaron con los nervios de punta a los hinchas y mantuvieron el cero a cero inicial.

Con éste y los otros resultados de la fecha, Colo Colo quedó en la cornisa, pero levemente mejor afirmado que los equipos con los que está luchando por evitar el descenso. La última fecha, entonces, se prevé igual o más infartante que ésta.

[irp posts=»15101″ name=»TriUCampeones»]

Con entusiasta imprecisión, Colo Colo y Cobresal libraron una lucha intensa, pero estéril, en el lapso inicial. Sin creativos, porque en el equipo popular no existen y porque en los nortinos no estaba Marcelo Cañete, el juego se desarrolló sin pausas ni ideas. Mientras a los nortinos les costaba un mundo acercarse al área con sus combinaciones, los ataques albos los comandaban sus defensores centrales pretendiendo entregar balones de área a área. De ese modo, durante 45 minutos, los arqueros se limitaron a mirar las acciones desde cerca o a rechazar los envíos de sus compañeros.

En el balance de ese bodrio, cada uno tuvo una ligera posibilidad: un gran desborde de Pablo Solari, el mejor de la cancha, terminó con un centro violento que atrapó el arquero Leandro Requena; y, al otro lado, una escapada de Juan Carlos Gaete –la única en el partido– terminó con algo que no fue ni remate al arco ni centro.

Mejoró el partido en el segundo tiempo. Colo Colo, mal que mal, tiene algunas fortalezas. La principal, la capacidad de anticipación y quite de sus centrales y sus volantes destructores. Les está costando a los rivales acercarse al arco de Brayan Cortés. La segunda en importancia, la capacidad de desborde que muestra Solari, un juvenil argentino que es harto mejor que el ausente Gabriel Costa.

[irp posts=»15217″ name=»“Machete” Lasarte es el nuevo DT de la Roja con miras a Qatar 2022″]

Junto con anular a las mejores piezas del visitante, Colo Colo ganó mucho con los ingresos de Matías Fernández y Javier Parraguez. El volante le dio cierto sentido a los ataques, mientras el ariete comenzó a ganar en el área ajena. A los cinco minutos ya había hecho bastante más que Iván Morales, que no tocó la pelota en todo el primer tiempo.

El agotamiento de Solari sirvió para ver nuevamente en acción a Marcos Bolados, lesionado durante meses, y su aporte fue satisfactorio. Centros suyos provocaron un par de situaciones muy claras para desequilibrar el encuentro. Uno fue empalmado con violento cabezazo por Parraguez, y Requena salvó la plata nortina. Otro cabezazo del centrodelantero hizo que la pelota saliera lamiendo un poste.

Desde los 75’, el dominio albo fue persistente. Aparte de esas ocasiones, hubo dos más, ambas en los pies de Pablo Mouche. Si Colo Colo desciende, alguna cuenta le tendrán que pasar al argentino, que desvió dos remates desde el área chica –uno por arriba y otro por el lado- sin tener obstáculos al frente.

Con un gol, Colo Colo quedaba fuera de todo peligro. Y la última posibilidad se le presentó en el segundo final, cuando una confusa jugada terminó con la revisión del VAR y el veredicto negativo del árbitro Francisco Gilabert para cobrar el penal que existió.

PORMENORES

Cancha: Estadio Monumental.

Árbitro: Francisco Gilabert.

COLO COLO (0): Brayan Cortés; Jeyson Rojas, Julio Barroso, Maximiliano Falón, Gabriel Opazo (80’, Williams Alarcón): César Fuentes, Carlos Carmona (46’, Bryan Véjar), Leonardo Valencia (57’, Matías Fernández): Pablo Solari (71’, Marco Bolados), Iván Morales (46’, Javier Parraguez) y Pablo Mouche. DT: Gustavo Quintero.

COBRESAL (0): Leandro Requena; Pablo Cárdenas, Mario Pardo, Rodolfo González, Marcelo Jorquera; Juan Gutiérrez (60’.Yolidan Cruz), Eduardo Farías, César Ragusa (60’, Cristopher Mesías); Felipe Reinero (80’, Diego Céspedes), Óscar Salinas (77’, Luis Vásquez) y Juan Carlos Gaete (60’, Facundo Castro). DT: Gustavo Huerta.

Amonestados: Càrdenas ny Salinas (Csal).

Expulsado: 90+5, Isaurralde (CC), desde la banca.