5 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

El Tercer Tribunal de Juicio Oral de Santiago emitió su veredicto condenatorio contra Francisco Hernández Riquelme, acusado por la confección y lanzamiento de bombas molotov, el 10 de diciembre de 2019 en las cercanías de Plaza Baquedano.

La Justicia consideró que el hombre es el autor del delito de arrojar artefacto incendiario en la vía pública, de manera reiterada.

«Se valoró la prueba rendida de evidencia consistente en la testimonial de los funcionarios de carabineros que intervinieron directamente en el seguimiento y registro fílmico de Hernández Riquelme el día 10 de diciembre de 2019 en horas de la tarde noche», dijo el Tribunal.

Asimismo, detalló que «resulta casi íntegramente validado por la evidencia fílmica que da cuenta de la presencia, en al menos seis distintos sectores aledaños a la Plaza Baquedano, de un sujeto vestido con un polerón negro con capucha y manga larga, pantalones negros marca Nike con franja blanca en los costados de las piernas, de cintura a pie, zapatillas negras, rostro cubierto por una polera negra y con una máscara antigases azul con dos filtros circulares, que mantenía además un bulto en su espalda tipo mochila, apariencia que se sucede en cada uno de los registros, idénticamente, siendo observada directamente por el Tribunal al momento de su incorporación».

Esa vestimenta, según el Juzgado, «coinciden plenamente con la que se le incautaron a la persona detenida en la intersección de las calles Curicó y Portugal el mismo día 10 de diciembre de 2019 pasadas las 21 horas, el imputado Hernández Riquelme».

El Tribunal, de todas formas, absolvió al imputado del delito de fabricación de artefactos explosivos por estimar que «no parece claramente evidenciada con la prueba incorporada», pues solo se aprecia al acusado portando y lanzando bombas molotov.

La sentencia definitiva se conocerá el próximo miércoles 2 de septiembre, en una audiencia programada para las 14 horas.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA