21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Este viernes, la Confederación de la Salud Municipal (Confusam) denunció las precarias condiciones laborales que afectan actualmente a los centros de salud de la Región de Valparaíso, debido a la escasez de agua potable.

La situación se encuentra afectando el trabajo del personal sanitario y la atención de pacientes, mientras que el organismo afirma que la situación más crítica se está dando en las comunas de Petorca, La Ligua, Olmué y Quillota.

Mientras han aumentado los cortes de suministro de agua en la V Región, denuncian que «los equipos de salud disponen de bidones con agua, comprados por ellos o suministrados por el empleador. Las y los usuarios, por su parte,  no cuentan con agua limpia en los recintos sanitarios».

En este contexto, la presidenta de la Ferfusam Valparaíso, Paola Muñoz, advirtió la preocupación que existe respecto a que los centros de salud no cuenten con el agua necesaria para trabajar, sobretodo cuando la pandemia requiere un lavado permanente de manos.

Esto, pese al decreto 594 del Ministerio de Salud, dictado en el 2000, el cual señala que «todo  lugar de trabajo deberá contar con agua potable destinada al consumo humano y necesidades básicas de higiene y aseo personal, de uso individual o colectivo».