21 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La Contraloría General de la República (CGR) emitió su informe final sobre la Dirección Regional de Aguas y Otros en la Región del Maule, tras las trágicas inundaciones que afectaron a la zona durante el sistema frontal del junio de 2023, y detectó graves fallas en el Sistema de Alerta de Emergencia (SAE) del Servicio del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred).

De acuerdo al documento, la CGR afirma que «Senapred efectuó la alerta o aviso masivo por amenaza de inundación mediante mensajería SAE a los teléfonos móviles de los habitantes de los territorios afectados en la comunas de Rauco, Hualañé y Licantén».

En relación con lo anterior, señala que no conoce «el fundamento técnico que conllevó al servicio a no alertar a la población».

Asimismo, destaca la «relevancia» de este hecho, ya que durante la emergencia «en el resto de la región se registraron 35 alertas emitidas por mensajería SAE en otras comunas».

Además, apunta también a entre la Dirección General de Aguas (DGA) y el Senapred «no existe una plan de pruebas habitual de los enlaces de comunicación entre ambos servicios».

En este mismo sentido, indicó que entre 2021 y 2023 no se constatan pruebas de funcionamiento del SAE en las comunas de Hualañé y Rauco.

Finalmente, la CGR señala que hasta diciembre de 2023, en las comunas de Hualañé y Rauco no  se constata un plan para la gestión de riesgo de desastres.