18 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

En la ciudad de Glasgow, y en el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 26), se realizó un encuentro sobre contaminación atmosférica y monitoreo de calidad de aire, organizado por el proyecto Aires Nuevos para la Primera Infancia, en el que participa en Centro de Acción Climática (CAC) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).

En la actividad liderada por el director del CAC-PUCV, Marcelo Mena – orientada a reunir y compartir experiencias entre científicos y actores públicos y privados dedicados a abordar la contaminación atmosférica – se avanzó en un acuerdo que permitirá extender la Red de Calidad del Aire para la Primera Infancia de América Latina a cuidades de Uganda y Nigeria.

Tanto América Latina y África han utilizado sus altos niveles de contaminación atmosférica como desencadenantes para trabajar en soluciones efectivas y costeables para abordar el tema a escala local.

La red en Chile

Aires Nuevos para la Primera Infancia es un proyecto implementado en Chile por el Centro de Acción Climática PUCV y la Fundación Horizonte Ciudadano, a través de la instalación de monitores de calidad del aire de bajo costo en establecimientos educacionales, para niños entre 0 y 4 años. A la fecha se han dispuesto 49 monitores en 15 comunas del país.

La iniciativa forma parte de la Red Ciudadana de Calidad del Aire para la Primera Infancia, que busca mejorar la generación y accesibilidad de información sobre calidad del aire que permita desarrollar a diversos sectores sociales, acciones que reduzcan la exposición de niños a contaminantes atmosféricos. Esta red actualmente cuenta con más de 90 monitores instalados en más de 10 países de Sudamérica.

«Alianzas colaborativas entre estas regiones tienen un alto potencial para generar propuestas innovadoras, replicables y que inspiren a otros gobiernos locales a trabajar en nuevas estrategias de mitigación climática”, señaló Marcelo Mena.

Anualmente, siete millones de personas en el mundo mueren por causa de la contaminación atmosférica.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA