28 de noviembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Este jueves, la defensa de Hernán Calderón Argandoña –encabezada por los abogados Mario Vargas Cociña y Eduardo Lagos- presentó ante el 4° Juzgado de Garantía de Santiago una cautela de garantía y un amparo judicial debido a los tratos inhumanos a los que ha sido sometido durante su prisión preventiva en la Clínica Psiquiátrica El Cedro, ubicada en la comuna de La Reina.

Según detalló la defensa, desde su reingreso al lugar tras decretarse su prisión preventiva, personal de Gendarmería de Chile, a cargo de la custodia del joven, lo ha mantenido engrillado de pies y manos, día y noche, debiendo comer, ducharse y no se lo deja caminar ni salir de la pieza, incomunicado y no dejándolo tener tratamiento médico.

“Estos actos son completamente inhumanos y crueles, los que han perjudicado –además- el tratamiento que debía seguir nuestro representado. El tratamiento no se ajusta a derecho y vulnera sus garantías constitucionales. Por ello, hemos recurrido al tribunal para que se establezca el imperio del derecho”, dijo Vargas.

[irp posts=»4059″ name=»Prisión preventiva para Hernán Calderón, formalizado por parricidio frustrado»]

El escrito fue ingresado luego que las solicitudes previas, no han sido consideradas, incluso ayer, el equipo defensor envió una carta al Director Nacional de Gendarmería de Chile, Christian Alveal, y al Coronel Juan Navarrete Gamboa, del Departamento de Seguridad Penitenciaria.

En ambas, la defensa detalla que “la privación de libertad en ningún caso puede implicar la aplicación por parte de Gendarmería de medidas de seguridad, tormentos, y/o restricciones que resulten más gravosas que las dispuestas por el órgano jurisdiccional y siempre conforme a lo preceptuado por la Constitución y la Ley, lo que, a juicio de esta parte, en el caso de marras no se está cumpliendo”.

Calderón Argandoña se encuentra cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva luego de ser formalizado el martes.

Paralelamente, su defensa ha reiterado que el estudiante nunca ha tenido la intención de eludir a la justicia y, muy por el contrario, en todo momento se puso a disposición de la justicia para enfrentar los cargos que le fueron imputados, además de colaborar en la investigación y así lograr el esclarecimiento de los hechos.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA