27 de octubre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Entre la confusión del técnico Martín Lasarte y las ostensibles bajas individuales en el equipo, Chile sufrió una derrota dolorosa en Barranquilla, dejando en la cancha su peor imagen del último tiempo.

Por DANIEL PÉREZ PAVEZ de El Ágora. 

Para que Chile rescatara una victoria en el estadio Metropolitano de Barranquilla, jugando contra el rival, el calor y la humedad, hacía falta que se alinearan los planetas y se conjugaran demasiados factores futbolisticos. Lo que, por cierto, era altamente improbable a la luz de las últimas dos presentaciones de La Roja en las Clasificatorias, tanto por sus bajas individuales como por la carencia de una línea de juego que le otorgara seguridad en la cancha.

Luego de caer con Brasil en Santiago y empatar con Ecuador en Quito, el equipo de Martín Lasarte no generaba demasiadas expectativas. Y más desalentador fue luego de comprobar la disposición táctica y los hombres que el técnico escogió para enfrentar a una Colombia de Reinaldo Rueda que venía bastante depreciada.

La evidencia mostró que Lasarte planteó el partido de chico a grande, con una actitud demasiado cautelosa y jugadores que siguen distantes del nivel exigible en estas instancias. (¿Qué hace Baeza de titular? ¿Hasta cuándo se sostiene la titularidad de Medel?). La propuesta fue timorata, cediendo el terreno al rival y sin capacidad de adaptarse a las exigencias que mostraba el juego.

Por ello, los primeros veinte minutos se transformaron en una pesadilla, con un rival que parecía “volar”, especialmente, por el sector derecho, frente a un oponente lento y sin capacidad de reacción para presionar más arriba. Un zurdazo de Quinteros a los 3′ era la primera ventaja, pero el VAR invalidó el gol por posición de adelanto. Aún así, no hubo recuperación chilena, y la apertura llegó igual a los 18′ por una falta penal de Díaz a Miguel Borja, que el propio delantero convirtió en gol. Dos minutos después, el mismo Borja desnudó la tremeda lentitud de Medel y escapó solo hacia el área hasta anotar el 2-0 frente a Bravo.

Con un equipo apabullado, a esa altura la historia iba directo al desastre, pero el término del primer tiempo evitó que siguiera el “baile” colombiano. Lasarte demoró demasiado con los cambios, es evidente. En el segundo lapso ingresó el lesionado Charles Aránguiz para devolverle el volumen de juego a La Roja. mientras que Núñez agregó la agresividad que faltaba. Sin embargo, ese relumbrón duró un cuarto de hora, y en el internato se produjo el descuento de Jean Meneses a los 56′ tras una jugada de Pulgar.

Fue apenas un relámpago de ilusión, porque Colombia reajustó las líneas y La Roja de nuevo se fue diluyendo. A los 72′, Luis Díaz estableció el 3-1 con la complicidad de Isla que pifió un rechazo y el balón terminó en la red. En definitiva, se consumó un resultado que queda corto respecto a la supremacía de Colombia en el primer tiempo. Pudo ser una goleada más categórica, por cierto, pero el desastre de Chile se consumó igual, dejando su peor imagen de los últimos años. Ahora octava con 7 puntos y dejó la huella de un equipo cansado, sin fútbol en la cancha ni ideas en el banco…

PORMENORES

Clasificatorias Sudamericanas. Árbitro: Andrés Cunha (Uruguay). Estadio: Metropolitano Roberto Meléndez, Barranquilla

COLOMBIA (3): David Ospina; Juan Guillermo Cuadrado, Carlos Cuesta, Óscar Murillo, Yairo Moreno; Wilmar Barrios, Mateus Uribe, Juan Fernando Quintero, Luis Fernando Díaz; Rafael Santos Borré, Miguel Borja. DT: Reinaldo Rueda.

CHILE (1): Claudio Bravo; Paulo Díaz (46′ Núñez), Gary Medel, Enzo Roco; Mauricio Isla, Claudio Baeza (46′ Aránguiz), Erick Pulgar, Eugenio Mena (77′ Díaz), Arturo Vidal, Jean Meneses (77′ Palacios); Iván Morales (46′ Jiménez). (DT: Martín Lasarte).

GOLES: 1-0, 18′ Miguel Borja de penal (COL); 2-0, 20′ Miguel Borja (COL); 1-2, 57′ Jean Meneses (CHI); 3-1, 74′ Luis Díaz (COL).

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA


A %d blogueros les gusta esto: