16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La diputada de la Democracia Cristiana (DC), Joanna Pérez, se refirió a las últimas dimisiones de militantes históricos de la Falange como el ex ministro René Cortázar y el gobernador metropolitano Claudio Orrego, a las que podrían sumarse los senadores Matías Walker y Ximena Rincón, quienes han señalado que se encuentran en etapa de “reflexión”. 

«Lamentamos la etapa que vive nuestro partido. Yo nos los cuestionó pues esto se debe a la falta de entender y al autoritarismo. El tratar de llevar a estos senadores al Tribunal Supremo de la DC, cuando empatizaron con la mayor parte de lo que pensaba Chile cuando un 63 % de las personas señalaron que no les gustaba la propuesta de constitución y se les puso todo el peso a estos parlamentarios, pero también al ex presidente de Frei y a nuestro único constituyente, por lo tanto, son muestras de intolerancia», señaló la excandidata a la presidencia de la Falange. 

Joanna Pérez agregó que «ellos (Rincón y Walker) se ven enfrentados a un maltrato político por un partido al que han entregado tanto. Sin embargo, están en reflexión y aun no toman ninguna decisión, pero sin duda que no se encuentran cómodos», advirtió. 

«Esto se da por las problemáticas internas, las divisiones, los egos, eso es lo que tiene agotada a la militancia. Nuestra militancia quiere trabajar, pero no hay una conducción, de la actual presidencia interina, ni la de Felipe Delpin, ya que las diferencias de su propio sector finalmente quebraron su gestión», comentó Pérez. 

«Algunos quieres esperar que termine esta mala racha y otros prefieren irse antes. Yo entiendo aquello y sé que nos seguiremos encontrando por el bien de Chile logrando acuerdos en muchas materias», sostuvo la legisladora DC.