13 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El diputado e integrante de la Comisión de Salud de la Cámara, Tomás Lagomarsino (Partido Radical), cuestionó el informe de la comisión técnica que redujo la deuda de las Isapres con sus afiliados, fijándose en US$451 millones. El parlamentario acusó que se estaría generando una suerte de “perdonazo” con este informe en el que además, según denunció, participaron de su redacción las mismas aseguradoras.

Al respecto, el parlamentario señaló que “durante años, la clase media y media emergente de este país se ha esforzado, con su trabajo, por poder pagar una Isapre y durante años se la he metido en el bolsillo. Y el día de hoy se está intentando meter, por segunda vez en su bolsillo, haciendo un perdonazo a las Isapres que reduce de US$1.400 millones la deuda de estas con sus afiliados, por no aplicar la tabla única de factores de riesgo, a US$451 millones”.

“Se ha planteado públicamente, lo ha dicho la misma ministra, que el cálculo original partía de supuestos diferentes. Ese supuesto, que ha modelado esta comisión técnica que emitió su informe y lo publicó en la Comisión de Salud del Senado, provoca una disminución efectiva de la deuda porque la deuda original era la aplicación literal y directa del fallo”, agregó.

Adicionalmente, “como si no fuera suficiente con la rebaja de la deuda, se la de una periodo de 10 años, lo que es razonable, pero se busca modificar el ICSA (Índice de Costos de la Salud) que ineditamente está permitiendo cerrar una de las aristas de judicialización de las Isapres y que se busca abrir nuevamente”.

Asimismo, explicó que “como si no fuera poco todo lo anterior, se le permite a las Isapres que durante este periodo de 10 años devuelvan esta deuda, ya reducida a través de prestaciones. Y solo al finalizar los 10 años se puede recién hacer efectivo el pago de la deuda mediante recursos y dinero”.

Para el diputado, “esto, claramente, es indignante, es un escándalo. Este mismo Congreso ya fue objeto y cuestionado hace algunos años cuando las pesqueras dictaron las indicaciones de leyes de la República. Y a uno, no puede sino doler la guata y darle indignación, como diputado, que esto esté ocurriendo nuevamente”.

Consultado respecto a si consideraba que se trataba de un hecho de corrupción como sucedió con la citada Ley de Pesca, el legislador precisó que “lo que estoy indicando es que en esta comisión técnica las Isapres fueron parte de la redacción de este informe. Y no solamente aquello, también la comisión técnica en ningún caso es una entidad con mandato legal. Es un invento que se realizó, como un traje hecho a la medida, para generar una fórmula que permita un perdonazo. La única entidad que puede calcular a ciencia cierta la deuda de las Isapres, es la Superintendencia de Salud, y no una comisión técnica hecha ad hoc para reducir artificialmente esta deuda. Y más encima, establecer mecanismos para que sean, finalmente, los afiliados los que terminan pagando, proyectando en el tiempo durante 10 años, dicha deuda. Esto es indignante”.

Respecto a la evaluación de los protagonistas del Gobierno en la discusión, comentó que “creo que el superintendente de Salud, el dr. Víctor Torres, ha hecho un esfuerzo permanente por que no se haga un perdonazo a las Isapres. En muchas ocasiones eso le ha sido muy difícil. Pero aquí, y como lo ha dicho la ministra que ha defendido este informe y ha defendido la nueva cifra diciendo que parte de supuestos diferentes, lo cual claramente es un eufemismo, un sinónimo de decir que aquí hay un perdonazo. Yo espero, francamente es una atribución del Presidente la confianza que tiene con sus ministros, pero claramente esto se agrega a: las infinitas listas de espera que no son resueltas, el estancamiento de los proyectos de inversión de infraestructura y, evidentemente, un perdonazo a la Isapres; yo creo que ya es bastante acumulado”.

Además, se le preguntó sobre el alcance de sus críticas debido a que el proyecto de ley corta se resuelve en su tramitación en el Congreso y no sólo en una comisión, frente a lo que respondió que “efectivamente, la última palabra la tiene el parlamento en su conjunto. Es decir, la Comisión de Salud del Senado, de la Cámara, y ambas salas. Pero aquí se está buscando generar la impresión de que se ha llegado a una propuesta técnica, cuando más bien es una respuesta política. Y, adicionalmente, en un espacio legislativo puntual, y no fruto de un acuerdo transversal. Todos sabemos que el Senado tiene un menor espectro político y se cuestiona mucho menos lo que allí se discute que lo que muchas veces se hace en esta Cámara, en la cual el espectro político es mucho mayor. Es decir, si esto es un acuerdo y se alude a su transversalidad, es una transversalidad a luz de una Cámara cuyo espectro es menor, claramente”.

Por último, quiso ser enfático en señalar que “evidentemente, ese informe está lleno de tecnicismos que hacen muy complejo su análisis y entendimiento para la mayoría de los chilenos y chilenas. Y, por tanto, en este momento, además de esperar a que llegue a esta Cámara en su condición de revisora en la tramitación de este proyecto de ley corta, por supuesto, denunciar, explicar, simplificar, transparentar. Aquí tenemos que, sobre todo en esta materia, ser muy transparentes con la ciudadanía de que, si es que efectivamente, se está haciendo un perdonazo que, en mi entendimiento y fruto de mi análisis, es a todas luces y, francamente, muy descarado”.