27 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El diputado e integrante de la Comisión de Salud de la Cámara, Tomás Lagomarsino (Partido Radical), anunció la creación de una Comisión Especial Investigadora (CEI) para esclarecer la magnitud real de la deuda que mantiene el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) y algunos servicios de salud con Asociación de Clínicas además de otros prestadores que no forman parte del gremio.

En ese sentido, el parlamentario detalló que “efectivamente, hemos conocido en los últimos días que la deuda del sector público en Fonasa a la Asociación de Clínicas alcanza los $382 mil millones. Y, por los cuáles, 23 mil millones, Red Dávila anunció que demandaría a través de procedimientos civiles al Estado y a distintos Servicios de Salud”.

“Considerando esto y teniendo en cuenta que en la Comisión de Salud se han entregado distintas versiones de distintos montos que lo mismo diputados de oposición han señalado, y que ha dicho el diputado Celis, es que anuncio una Comisión Especial Investigadora para poder determinar la real envergadura de la deuda que tiene el sector público con las clínicas”, declaró el legislador.

Según explicó, la CEI se fundamenta “sobre todo considerando porque aquí solamente estamos teniendo en cuenta los asociados de las asociaciones de clínicas, pero hay una serie de otros prestadores a lo largo y ancho del país que no están en esta asociación gremial y, por lo cual, hay que llegar a la cifra real de este monto”.

También recordó que “aquí hay que ser muy enfático. Desde enero de este año que el Ministerio de Salud, en una mesa en que estuvimos sentados los diputados y senadores tanto de oficialismo como de oposición, se comprometió -y estando presente tanto la ministra, doctora Ximena Aguilera como el director de Fonasa, don Camilo Cid- a saldar al mayor breve plazo esta deuda. En vista de la complicada situación en la que quedarían los prestadores ante una eventual quiebra y/o insolvencia de las isapres”.

“Ese compromiso no se ha cumplido”, acusó el diputado Lagomarsino.

Finalmente advirtió que “por cierto, que en la medida que este proceso de la ley corta de Isapres se dilata, y ya estamos a prácticamente tres meses de que se venza la prórroga establecidas por la Corte Suprema, no vemos lo avances que nos permita darle estabilidad a nuestro sistema de salud y dejar de poner en riesgo a los prestadores en primer lugar y, por cierto, también y de forma más importante a las personas”.