24 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Los registros del IPC de marzo y abril llegaron a índices por sobre lo estimado, dando cuenta de una situación inflacionaria persistente que da cuenta de un IPC anual de 10,5%, el más alto en 27 años. Con esto, los expertos estiman que el Banco Central deberá reajustar su proyecciones de inflación para el cierre de este año, pasando de un 5,6% a un índice de entre 8,25% a 10%, lo que indudablemente obligará a elevar la Tasa de Política Monetaria.

El gerente comercial de CORPA Estudios de Mercado, Pavel Castillo, señaló para Veritas Capitur, que las proyecciones de su estudio respecto a la inflación y la tasa de política monetaria para el final del 2022 siguen al alza.

«Para este año esperamos un crecimiento de 1,1% a 1,7%, y para el próximo de -1% a 0,5%. En tanto, para la inflación en este año de 8,5% a 9,7%, para el próximo de 3% a 5%». Con este escenario, «esperamos que el Banco Central haga un aumento de 75 puntos en el próximo Ipom de junio llegando a 9%».

El especialista observa que «las principales señales que se entregarán es de una economía que está en proceso de normalización, donde el escenario de recesión técnica es probable para el último trimestre y para el próximo año. Esto dará una menor presión a la inflación por la disminución de demanda interna (cercano a -7% respecto al año anterior)».

«El escenario internacional de incertidumbre y menor crecimiento para EEUU y China mueven las proyecciones a la baja y posibles problemas logísticos pueden seguir afectando los costos de importación, empujando el costo de transables en la economía y con ello su efecto sobre el subyacente».

De acuerdo a lo que observa el experto, «el escenario internacional de incertidumbre y menor crecimiento para EEUU y China mueven las proyecciones a la baja y posibles problemas logísticos pueden seguir afectando los costos de importación, empujando el costo de transables en la economía y con ello su efecto sobre el subyacente».

Además, precisa que un «recesión técnica es probable para el último trimestre y para el próximo año. Esto dará una menor presión a la inflación por la disminución de demanda interna (cercano a -7% respecto al año anterior)».

Por su parte, Tomás Flores, economista de Libertad y Desarrollo, estima que la inflación podría alcanzar registros entre el 9% y 10% al cierre de este 2022. Lo que llevará al Banco Central a elevar fuertemente el Ipom en 10,5%.

El economista explica que «este contexto demuestra lo difícil que es echar marcha atrás la inflación una vez que este proceso se acelera, tanto como ocurrió el año pasado como este en particular».

En tanto, Luis Felipe Alarcón, economista jefe de Euroamerica, en conversación con Veritas Capitur, estima que el IPC de mayo será de un 1,1%, una cifra baja en relación a los meses anteriores, pero que «sigue siendo alta», debido a los precios de alimentos, combustibles y el tipo de cambio, principalmente. El economista señaló que a diciembre proyectan que la inflación alcanzará un 10,5%. Sin embargo, advierte que la peor situación se podría vivir a mitad de año cuando el IPC, de acuerdo a sus estimaciones, podría alcanzar un 12%. Con todo lo anterior, el economista de Euroamerica prevé que el Ipom podría ser elevado a una cifra que varías entre el 9% y el 9,5%.