24 de junio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Con la confirmación de Gabriel Boric como candidato presidencial de Convergencia Social, la oposición -desde la Democracia Cristiana hasta el Partido Humanista– suma nueve alternativas, entre ratificados y pendientes, como opciones para llegar La Moneda.

Y si bien aún resta por conocer quienes llegarán finalmente a la primaria del 4 de julio, en el Frente Amplio y parte de Unidad Constituyente ya trabajan en avanzar en una candidatura única «de las fuerzas progresistas».

Así entonces, estos son las tres mujeres y seis hombres de centro izquierda que pretenden llegar sillón presidencial.

– Ximena Rincón (DC): Ximena Cecilia Rincón González, senadora por la Región del Maule y ex ministra de Estado. Se convirtió en candidata de la falange luego de derrotar en la primaria del partido al ex alcalde, Alberto Undurraga. Su eslogan de campaña es: «Queremos construir contigo un nuevo Chile con Igualdad y Dignidad para todos y todas».

– Carlos Maldonado (PR): Carlos Domingo Maldonado Curti es presidente del Partido Radical y también ex ministro. Asumió la carrera presidencial en diciembre del año pasado. «Abordaré este desafío con la misma fuerza con que fui dirigente universitario en los tiempos de la dictadura», indicó en su proclamación. Es partidario que todas las alternativas de la oposición lleguen a la primaria presidencial del 4 de julio.

– Paula Narváez (PS): Paula Narváez Ojeda, ex ministra vocera de Gobierno de Michelle Bachelet. Lanzó su candidatura presidencial el 13 de enero de este año, luego que mujeres y militantes de base del Partido Socialista redactaran una carta titulada «Nunca más sin nosotras«, en la que proponían su alternativa como presidenciable. Hoy, dicha misiva suma más de mil firmas, entre las que destaca la de la ex presidenta, Michelle Bachelet. 

– Heraldo Muñoz (PPD): Heraldo Benjamín Muñoz Valenzuela, el último de los ex ministros, es presidente del Partido Por la Democracia, y se convirtió en su candidato presidencial, luego de derrotar a Jorge Tarud y a Francisco Vidal en la primaria de la colectividad. Es el principal impulsor de una preprimaria «entre las fuerzas progresistas de la izquierda», es decir, sin la DC.

– Marco Enríquez-Ominami (PRO): Marco Antonio Enríquez-Ominami Gumucio, ex diputado y ex candidato presidencial. Si bien no ha confirmado su intención de ir a La Moneda -por cuarta vez-, el Partido Progresista ya definió a MEO como su alternativa presidencial. Se espera que después de los comicios de abril, Marco Enríquez-Ominami confirme su intención de participar en las primarias de julio.

– Daniel Jadue (PC): Óscar Daniel Jadue Jadue, actualmente es candidato a la reelección por Recoleta y la figura de la oposición que más adhesión genera, al menos de acuerdo a las encuestas. Si bien siempre ha delegado su opción presidencial a lo que diga el Partido Comunista, hoy reconoció su intención de ir a primarias «de toda la oposición antineoliberal».

– Gabriel Boric (CS): Gabriel Boric Font, diputado por la Región de Magallanes y ex dirigente estudiantil. Lanzó esta jornada su campaña presidencial, luego que ayer su partido, Convergencia Social lo proclamara en el Consejo General. Si la colectividad reúne las más de 21 mil firmas para inscribirlo en el Servel, Boric se transformará en el abanderado presidencial más joven, con 35 años.

– Marcelo Díaz (UNIR): Marcelo Eduardo Díaz Díaz, diputado ex Partido Socialista, hoy movimiento UNIR. Hasta ayer era el único candidato presidencial del Frente Amplio, y si bien reconoce sus pocas alternativas para llegar a los comicios de junio, aboga porque el bloque realice primarias internas para decidir entre su opción y la de Gabriel Boric.

– Pamela Jiles (PH): Pamela Jiles Moreno, periodista y actual diputada por el Distrito n° 12. Comenzó a marcar en las encuestas, luego que ingresara un proyecto de ley que busca un tercer retiro de los fondos previsionales. En las últimas semanas, la parlamentaria hizo noticia por escribir -y luego borrar- un tuit en donde reconocía estar a favor de la pena de muerte «en casos de crímenes de alta gravedad que afectan a niñas, niños o adolescentes».