20 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

En medio de la profunda sequía que se extiende ya por 13 años, el Embalse El Yeso, la principal reserva de agua para el consumo humano de cerca de 6 millones de habitantes del Gran Santiago, cuenta con un volumen acumulado histórico gracias a las medidas de emergencia que se han implementado en el último tiempo. Así lo informó esta mañana el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, quien se trasladó hasta el embalse ubicado en la comuna de San José de Maipo, a 2.558 msnm de altura, en plena Cordillera de los Andes.

“Estamos enfrentando la peor crisis hídrica de nuestra historia. Es el décimo tercer año de sequía, nunca habíamos tenido más de cuatro años seguidos. Este ha sido el período más seco de la historia de Chile desde que tenemos registro y por esa razón hemos tomado medidas de emergencia, de mediano y de largo plazo. En la emergencia hemos trabajado, por ejemplo, en la redistribución de las aguas de los ríos con prioridad en el consumo humano, y eso es lo que vemos reflejado hoy día en el Embalse El Yeso, donde hoy día su nivel es superior al histórico. Tenemos casi 180 hectómetros cúbicos disponibles y eso nos permite asegurar la disponibilidad de agua en Santiago para esta temporada”, informó el ministro Alfredo Moreno sobre el estado del embalse que cuenta con una capacidad de almacenamiento total de 220 hectómetros cúbicos, equivalentes a cerca de 90 mil piscinas olímpicas.

En esa línea de acción, el secretario de Estado explicó el trabajo conjunto desarrollado para lograr el actual volumen, que es un 50% superior a lo que tenía el año pasado y un 66% superior a lo que tuvo en 2019: “Esto comenzó el segundo semestre del año pasado cerrando este embalse, no ocupando el agua. Hemos tenido la colaboración de los regantes del río Maipo, hemos tomado agua que usualmente se habría ocupado en la agricultura. Se trata de un trabajo colaborativo destinado a llenar este embalse y priorizar el consumo humano, de esa forma podemos enfrentar hoy día esta emergencia en muy buenas condiciones. Esto se ha hecho en la ciudad de Santiago y replicado también en el resto de las ciudades, por ejemplo en el caso del embalse Los Aromos en Valparaíso y así en todas las ciudades hemos seguido un plan similar”, agregó la máxima autoridad del MOP.

“Aquí tenemos un cambio climático que se está produciendo de forma muy acelerada y todas las modelaciones muestran que la zona centro norte y centro sur de Chile va a seguir en este proceso hacia adelante, por eso también estamos realizando obras de mediano y largo plazo. Por ejemplo, en Santiago la compañía Aguas Andinas está ampliando la planta Padre Hurtado al doble de su capacidad y ha hecho una gran cantidad de nuevos pozos. En Valparaíso acabamos de inaugurar la tubería reversible entre el embalse Los Aromos y la planta de Concón que le da seguridad hídrica al Gran Valparaíso, y así en cada una de las ciudades y también en los campos donde la situación es mucho más dura y difícil, porque los sistemas son más pequeños y frágiles. Hemos multiplicado por tres la inversión que se realiza en esos lugares de manera tal de apoyar y recuperar las fuentes de agua”, agregó el titular de Obras Públicas.

En tanto, el Director de Planificación e Ingeniería de Aguas Andinas, Cristián Schwerter, destacó en relación al volumen acumulado en el embalse El Yeso que “Santiago consume anualmente 700 millones de metros cúbicos, eso está abastecido en una parte por aguas superficiales donde el embalse donde estamos hoy día es una reserva fundamental de hasta 200 millones de metros cúbicos, que equivale a un tercio del agua superficial que puede utilizar la compañía. El resto se abastece por agua subterránea, ello conforma el 20 por ciento de la matriz de abastecimiento que tiene la ciudad y que en este período de sequía extrema se está volviendo cada vez más necesaria, por ello estamos trabajando para aumentar la participación de esas fuentes subterráneas”.

“Estamos viviendo la sequía más intensa desde que hay registro pluviométrico en la región Metropolitana, que es casi 200 años y este año podría calificar como hiperseco, los expertos lo denominan de esa forma cuando hay una pluviometría por debajo de 100 milímetros anuales y eso es menos de un tercio de la pluviometría que cae en la ciudad durante un año normal”, agregó Cristián Schwerter.

Durante la visita al embalse El Yeso las autoridades informaron además que Aguas Andinas, en consideración de que las condiciones de sequía se mantendrán, declaró Alerta Temprana Preventiva en la Región Metropolitana. La decisión de la compañía busca advertir la condición de escasez que evidencian las fuentes superficiales y con ello levantar las alertas necesarias para impulsar un uso más eficiente y responsable del agua.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA