16 de junio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Durante las últimas horas se viralizó en redes sociales una denuncia desde Chiloé, donde señalaban que al menos 2.000 vacunas contra el Coronavirus no estarían disponibles para ser inoculadas a la población.

Si bien en primera instancia se había señalado que las dosis se habían perdido, posteriormente las autoridades de salud señalaron que es un hecho del que tenían conocimiento, ya que fue informado desde la seremi de la zona y aclararon que las vacunas se encontraban en estado de «cuarentena».

«El seremi se comunico inmediatamente con nosotros para aclarar esa situación» explicó el Ministro de Salud, Enrique Paris, para posteriormente darle la palabra a la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

La subsecretaria Daza señaló que «se trasladaron dos mil vacunas a Chiloé. Lo primero decir que las vacunas fueron recibidas por personal sanitario de la seremi de salud, los protocolos se realizaron correctamente. Lo que pasó es que al llegar las vacunas al congelador debía tomarse la temperatura en forma inmediata. Esto se realizó una hora después y es por eso que las vacunas quedan en una situación que se llama en cuarentena».

Además, agregó que “se va a realizar una prueba de seguridad y calidad que se llama ‘prueba de agitación’, que será realizada el día de mañana por personal del plan nacional de inmunizaciones de la Región Metropolitana, del nivel central para asegurar que estas vacunas cumplan con todos los requisitos y protocolos”.

[irp posts=»20302″ name=»36 comunas del país cambiarán de fase en el Plan Paso a Paso desde el jueves: 18 retrocederán a cuarentena»]

El Ministro de Salud, Enrique Paris, se refirió además a una noticia que circulaba respecto de un quiebre de stock de vacunas Coronavac a nivel nacional que se habría originado en la Municipalidad de San Bernardo, señalando que «era totalmente falso».

«Es una noticia falsa, no hay ningún quiebre de stock, es una noticia absolutamente falsa, vamos a hacer seguimiento de la persona o las personas que emitieron esa noticia. Nos comunicamos de inmediato con el municipio de San Bernardo, ellos niegan tajantemente ese quiebre de stock. Esto es una vez más un atentado a la salud publica y obviamente nos preocupa ese tipo de noticias», agregó.