21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Para este jueves se esperaba que el excomandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez Menanteau, prestara declaración ante la ministra l, Romy Rutherford. 

Esto, en el marco de la investigación por el fraude en el Ejército, donde Martínez debía declarar como inculpado en la arista “Pasajes y Fletes”. Sin embargo, el renunciado militar no se presentó en el despacho de la ministra Rutherford. 

Por contrapartida, presentó un recurso de reposición, insistiendo en su pedido de ser interrogado en su casa en Lo Curro, y que además su abogado pueda estar presente en la diligencia. 

Sobre la causa contra su defendido, Manríquez reparó duramente en el funcionamiento de la Corte Marcial, “dado que como la justicia militar tramita con las reglas del sistema penal antiguo, la ministra Rutherford tiene la facultad de ordenar dejar al interrogado detenido por -al menos- cinco días antes de decidir si lo procesa o lo deja libre”. 

Al mismo tiempo el jurista acusó, por otra parte, que las decisiones de la ministra Rutherford en la indagatoria las «conocieron terceros antes que nosotros». Por ello, «presenté una denuncia ante el fiscal nacional (Jorge Abbott) por filtraciones en la causa, la que fue recibida». 

El letra consideró que «esas filtraciones producen un efecto, que es debilitar más aun las pocas posibilidades de defensa en ese procedimiento que tiene 200 años, y generar un ambiente de presión sobre el cual se busca jugar con contradicciones y dejar una vez más al indagado en posición mucho más débil», concluyó el preofesional.