7 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La organización Greenpeace rechazó la decisión del Gobierno de no firmar el tratado de Escazú, lo que fue ratificado esta tarde luego de meses con la incertidumbre y la postergación de La Moneda para definir una postura.

«Se confirma que el gobierno del presidente Piñera ha engañado al país haciéndonos creer que los temas medio ambientales están en el centro de su agenda. No es así y hoy ha quedado ratificado con la intervención del Canciller», comentó el director nacional de Greenpeace, Martín Asun.

Más temprano se conoció que los ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores enviaron a los parlamentarios de esas comisiones un documento de 12 páginas, en el que explicaron los argumentos del Gobierno para determinar que finalmente no suscribirá al tratado internacional.

En el texto, según La Tercera, el Ejecutivo señaló que el acuerdo «introduce una serie de principios no definidos que condicionarán nuestra legislación ambiental, implica cambios en nuestra legislación generando incertidumbre jurídica, introduce obligaciones para el Estado ambiguas, amplias e indefinidas, que dificultan su cumplimiento y expone a Chile a controversias internacionales por la aplicación directa de sus normas y el carácter ambiguo de las mismas».

“El gobierno promovió y lideró el acuerdo de Escazú que hoy decide no firmar, el gobierno expuso el acuerdo de Escazú como argumento para conseguir la sede de la COP25. Bueno, resulta todo fue un engaño», agregó el representante de Greenpeace, quien concluyó señalando que se trató de «una publicidad engañosa que finalmente hoy se sincera. Sentimos la decepción de quien ha sido engañado por largo tiempo”.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA